Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

domingo, 30 de noviembre de 2008

¿Chica perfecta?

Si habéis visto el último post de Bubbles and Creams (y si no, mal hecho) habréis tenido ocasión de preguntaros también vosotras (lo siento chicos, este iba para nosotras) si sois una de esas chicas perfectas, siempre manicuradas y pedicuradas, bien peinadas y que siempre dicen lo correcto o, por el contrario, sois de las otras... las que nuestra Bubbles llama pavos.

Invitada por ella misma a participar en este pequeño juego, me pongo por fin a ello (ya perdonarás el retraso, llevo unos días un poco... lo dejamos correr)

Veamos... ¿chica perfecta? definitivamente no. La manicura me la hago de ciento a viento y la pedicura cuando veo vacas volando, más o menos. Lo de bien peinada... pues hombre, alguna vez digo yo que alguien me habrá visto con el pelo impecable pero quienes me conocéis no hace falta que busquéis en vuestra memoria. Probablemente no habréis tenido tal privilegio, no pasa nada, no perdáis la esperanza. Quizás algún día... lo de decir siempre lo correcto... bueno, si me pongo a ello eso sí me sale, pero me tiene que apetecer, que también son ganicas... y con lo entretenido que es a veces provocar... pues no sé chicas, la verdad es que me suele apetecer más lo contrario, para qué mentir.



Ahora bien, pavo, pavo, tal como lo describe Bubbles, pues tampoco, la verdad. Bailando encima de la mesa sí que dudo mucho que me haya visto nadie (la barra de un bar no cuenta, ¿verdad?) lo de hacerme la manicura francesa justo antes de preparar chipirones en su tinta ya me pega más. Hombre, concretamente chipirones no, que yo de eso no preparo, pero ya me entendéis. Sólo a mí podría pasarme ponerme monísima de la muerte para la boda de mi cuñada, incluída una mantilla antigua (de mi bisabuela) a modo de echarpe y acabar con las manos y la cara negras (la dichosa mantilla antigua era una preciosidad pero se le ocurrió ponerse a soltar no sé qué, supongo que por el sudor, casarse a finales de julio en Zaragoza es lo que tiene...) Menos mal que Sofía era aún pequeñita y llevábamos su capazo con toallitas y me pude limpiar discretamente justo antes de las fotos oficiales.

Por descontado que cuando me hago la manicura en plan bonito acabo metiendo los dedos donde no debo y estropeándome alguna uña. Naturalmente el día que más rimmel me he puesto algo o alguien me hace llorar (aunque sea de risa, eso no importa) y termino con algún churretón. De las manchas ni hablamos. Ya antes de ser madre era habitual que acabara el día con algún "santo" pero desde que lo soy lo raro es que llegue a la tarde impecable.

Os confesaré una última "pavada" y ya termino, que esto de echar piedras sobre mi tejado está gracioso pero tampoco hay que abusar. Nunca, pero nunca, nunca, nunca, me sale eso, aparentemente tan fácil de quedar bien. Termino una conversación con alguien y me doy cuenta de que no le he preguntado por nadie, ni padres, ni hijos, ni amigos comunes... me quedo pensando, ¡qué guapa se ha puesto! y me doy cuenta de que tampoco se me ha ocurrido decírselo. Por supuesto si no lo digo ni cuando lo pienso, tener claro que no lo haré sólo por quedar bien. Si alguna vez os sorprendo con un cumplido ya podéis estar bien segurit@s de que es absolutamente cierto que lo pienso.

Así que... ¿qué pensáis? de chica perfecta tengo poco, ¿eh? ¿seré pavo? ¿y vosotras? ¿de qué lado de la bandeja estáis?

17 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Pues yo creo que soy mediopensionista.

Soy chica perfecta en lo de arreglarme, siempre peinada (tengo mano y me dejo estupenda en casa), maquillada (también tengo habilidad)... (Ah, para evitar el problema del rimmel te aconsejo un waterproof, más latoso luego de quitar por la noche, claro). Pero nada de cosas que requieran metodismo, ni una; soy inconstante y me da mucha pereza lo que haya de ser sistemático. Y no creo en las cremas antiarrugas ni antinada, apenas uso hidratante, sólo cuando siento la piel seca.

Soy muy coqueta, me gusta ponerme guapa a diario, lo que no necesariamente significa que vaya arreglada pero siempre cuidando todos los detalles (tengo mil bolsos, muchos menos zapatos de los que querría y mis varias cajas de bisutería empiezan a resultarme repetitivas).

Ahora, soy pavo, pavo, en lo que se refiere a quedar bien y, sobre todo, decir lo correcto. No sólo soy incapaz de hacerlo sino que disfruto viendo que voy contracorriente (no es fingido, es que suelo tener ideas poco aceptadas comunmente). Soy transparente, a veces en exceso, no comprendo la hipocresía y me parece absolutamente estúpido tener que decir las cosas que te dejan bien a los ojos de los otros. Al que no le guste, que mire para otro lado.

julia dijo...

Es que ser chica perfecta es muy agotador, yo prefiero ser pavo.
Y ya tenemos suficientes cosas en la cabeza como para estar preocupadas por la perfección, más que nada porque no existe.
Un besazo.

M Luz dijo...

Ayer me enviaron este mail. Creo que va bien con tu post....



"Feliz día de MMGLQTC...!!!


Hoy es el día de las Mujeres Muy Guapas y Listas que Te Cagas,
por tanto, por favor, reenvía este mensaje a todas aquellas mujeres que creas
que corresponden a esta descripción. A mi no hace falta que me lo reenvíes,
ya que lo he recibido de parte de otra Mujer Muy Guapa y Lista que Te Cagas!

Y recuerda que hay que vivir con este lema: La vida NO debería ser un viaje a
la tumba con la intención de llegar seguras, con un cuerpo bien atractivo y conservado,
sino un viaje para llegar patinando de lado a lado con una tableta
de chocolate en la mano y una copa de vino en la otra, hecha polvo
y gritando: 'Uaaaaaauuuu menudo viaje!!'
¡Por las mujeres!


Dentro de cada persona vieja hay una persona joven.... que se pregunta qué coño ha pasado...
- Cora Harvey Armstrong-

Dentro de mí vive una mujer delgada que grita para salir. Pero generalmente la puedo acallar con galletas.
- Anónima -

Los años más duros de la vida son entre los 10 y los 70.
- Helen Hayes (a los 73) -

Los 35 es esa edad en la que finalmente consigues tener la cabeza en su lugar, mientras que el resto
del cuerpo empieza a caer.
- Caryn Leschen -

Si no puedes ser un buen ejemplo.... deberás ser una espantosa advertencia.
- Catherine -

La frase 'madre trabajadora' es redundante
- Jane Sellman

¿Os imagináis un mundo sin hombres? sería un mundo sin delitos y lleno de mujeres felices y gordas
- Nicole Hollander -

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu permiso
- Eleanor Roosevelt - "

laura dijo...

muy bueno m.luz...pues yo la verdad no soy desde luego perfecta, pero pavo tampoco m veo .M gusta arreglarme, incluso m gusta ir decente por casa,mi marido tb lleva chandals "decentes"en casa, creo q no cuesta nada ir "visible" siempre,no me pongo nunca el pijama hasta despues d cenar,pq soy maniática para los olores y si cocino no m gusta ir con lo mismo puesto a la cama,manias q tengo...m pongo las dichositas cremitas anti age desde hace poco(voy camino d 36 jeje),m gusta ir arreglada,m maquillo cada día aunque no mucho(m dan repelus estas chicas q en vez d llevar maquillaje llevan una máscara d tanta mierda q se ponen), lo q no m hago es la manicura por una razón simple,m muerdo las uñas(poco sexy y muy d pavo , lo se),m va a temporadas, ahora m las vuelvo a morder, cuando no m las muerdo las llevo arregladitas con brillo y punto no m gusta pintarlas d colores, las d los pies si, m hago la pedicura yo misma y a menudo, no soporto en verano ver a estas tias q van arregladas y le miras los talones y los llevan todos agrietados y llenos d durezas eggs(y lo mismo para los hombres eh?),en invierno no se como los llevarán...pero yo m cuido los pies todo el año , m gusta q estén finitos y arregladitos(y a mi pareja tb jaja), además cuidar los pies y masajearlos aporta muuuchos beneficios, leí un libro donde explicaba q cada zona del pie está directamente relacionada con una parte d nuestro cuerpo,muy curioso!En cuanto a decir lo q pienso, bueno, aquí cuando escribo para q voy a negarlo soy más directa, en el día a día soy más "moderada", nunca miento, eso si es cierto ni quedo bien por quedar antes m abstengo d dar mi opinión, pero a veces si veo q van a traer problemas mis opiniones m las guardo para mi o para mis íntimos, creo q no siempre se debe decir lo q uno piensa, pq entonces yo al menos no m hablaría con casi nadie, y d la misma forma q a mi m molestaría q m dijeran según el q , yo tampoco lo digo, es bien cierto lo q siempre dice mi madre"lo q no quieras para ti no lo quieras para nadie", creo q se debe ser prudente, a ninguno nos gusta oirnos las verdades,bueno,d la gente q quiero (mi familia y mis pocos pero buenos amigos si)pero del resto m molestaría pq entiendo q no son quien para decirme según el que, así q predico con ejemplo y yo tampoco digo según q cosas a gente q no m viene ni m va,no m gusta entrar en polémica d entrada(hablo d la vida diaria y d las personas con las q t ves , aquí m encanta polemizar y leer tantas opiniones dispares, m parece francamente enriquecedor )besitos a todas

BB dijo...

Buenos días:
Pues yo, como alguna de vosotras, me creo perfectilla en eso de arreglarme. Me maquillo todos los días, pero como dice Laura, sin una máscara en la cara. Yo tb lo veo fatal. Tanto cuesta comprobar el color de la crema, y no usar esos maquillajes color naranja????? puff, lo peor, la cara naranja, y tan mona. Me encanta pintarme los ojos, y creo que lo hago bastante bien. No salgo de casa sin rimmel, una manía. Antes de ser mami, me pintaba un poco los labios tb, pero ahora no, ya que no me resisto a besuquear a mi pequeño....
En cuanto a manicura, de vez en cuando, aunque suRlo llevarlas siempre cortiras y con brillo. La pedicura.....si que es cierto que en invierno me vuelvo más pavilla, ya que van guardaditos, pero en cuanto asoma la sandalia, jamás me veréis con ellos mal. Con lo bonita que queda la sandalia con tus uñitas perfectas....
Bueno, moñerias aparte, que intento siempre estar arreglada, incluso cuando me pongo mis botas de seguridad y mi casco de obra, jaja. Y el pelo...lo tengo medio largo, así que durante la semana, por trabajo lo suelo llevar siempre recogido, pero muy limpio. No soporto el pelo sucio. Es en lo primero que me fijo cuando hablo con alguien.
En cuanto a las relaciones, soy más como Laura, prudente si no tengo confianza para no herir, me callo mi opinión y listo. Suelo preocuparme, y acordarme, si sé que la persona con la que hablo, tiene algun problema y le ha pasado algo. En eso peco, me acuerdo de todo.
Así que bueno, un poco pavilla, pues creo que todas somos pq sino....vaya perfección, jaja.
Ahhhhh, sí que soy muy pava, pero mucho, cuando a veces he contado algo en el trabajo pq lo he oido, y me creo que se va a guardar el secreto, y zas!!!!! empieza a correr el rumor, y de que manera. Me ha pasado recientemente, y que mal se pasa, así que voy a cerrar mi boquita que estoy más guapa.
Besos a todas.
P.D. Laura, es cierto, cocinar y luego dormir con lo mismo....no se como hay mujeres que lo pueden hacer, u hombres. Estoy contigo, el pijama o similares son para dormir, no para estar en casa, que para eso se inventó la ropa cómoda.

laura dijo...

y lo peor BB es q hay mujeres q no se acuerdan q tienen cuello y q debería ir en consonancia con la cara!!cuello blanco y cara naranja!! buff

BB dijo...

Ya te digo Laura, esas sí qeu son PAVAS....vaya, no hemos ido del tema directamente al verduleo, jaja. Bueno, está bien un poquito de salero sin hacer daño a nadie, no???? Hace mucho frío por aqui, y ésto me anima.

PIZARR dijo...

Mamma, ya recuerdo tu visita al Museo.

Gracias por tus palabras de ánimo, la verdad es que hay días que estoy hasta...

Pero algún día terminará este calvario, digo yo.

Respecto al tema que nos ocupa... jajajaj... lo de las chicas perfectas y eso...

Pues que te voy a decir, que cuando quiero y me lo propongo pues ni tan mal, pero que debe ser agotador eso de ir de super chica todo el día.

Yo por ejemplo no entiendo a esas mujeres que van a trabajar todos los días super impecables, de maquillaje, peluquería, manicura y encima taconazos de medio metro. YO ASI NO PUEDO TRABAJAR... ¿será que soy rara?

Se puede ir mona y bien arreglada sin mas.

Anda, que vaya temita has sacado hoy.

UN BESO

Lamamma dijo...

Una vez leí un relato muy interesante sobre este tema. Era el diario de una de esas supermujeres que en realidad estaba agobiadísima y hartísima de tener que mantener esa imagen perfecta que ella misma se había creado. Hasta que un día decide romper con todo y va a trabajar con el coche sucio, sin maquillar, con el pelo recogido en una vulgar coleta... todo el mundo se sorprende, claro, pero ella se siente liberada.

Es cierto que tiene que ser agotador. Aparte, que cuando tienes acostumbrados a todos a ir de normalita, es mucho más fácil impactarles el día en que decides ponerte guapísima. Si los acostumbras a verte siempre con tu mejor aspecto, ¿qué haces en un día especial?

BB dijo...

Respecto a estos últimos comentarios, creo que hay trabajos, que al igual que el hombre debe ir impecable, con su traje super planchado, corbata a la última y zapatos super- brillantes, la mujer debe ir impecable. Qué está mal???? Seguramente no haría falta tanta parafernalia para trabajar, pero entiendo que hay actividades que requieren de una imagen. Yo estoy en contacto más que directo con dos tipos de gente durante mi trabajo:
- Cuando estoy en obra, como ya he dicho, que claro, me basta con el casco y ya tengo suficiente, pero no quita para poner mi toque femenino pintándome el ojo, y
- cuando estoy en la oficina en contacto con empresarios, autoridades, administración, etc. No es que vaya con el taconazo, pero sí arreglada lo suficiente para dar una imagen que me pide mi trabajo.
Lo dicho, que está mal?, seguro, pero que la sociedad en ocasiones lo pide, y el trabajo va en esta línea? pues tb. Si llegara un día de oficina, y mi jefa me viera sin arreglar, seguramente me preguntaría:- 'TE PASA ALGO'????? 'ESTÁS ENFERMA?????, total, para que al día siguiente me tocara volver a la rutina, que en verdad no me cuesta. Arreglada, mona pero a la vez informal. Si me tocara arreglarme de verdad......que se agarren los machos pq se caen de culo, jaja.
Besos.

laura dijo...

digamos q en el término medio está la virtud, creo q se trata d ir arreglada, pero eso no significa ser esclava d tu propia imagen , sino al contrario sentirte cómoda con ella,no creo q haga falta perder excesivo tiempo al dia para tener una buena imagen y estar presentable siempre.saludos a todas.

espontanea dijo...

No he acabado de entender el concepto de pava, si va por metepatas o por desarreglá, pero yo cumplo las dos condiciones. Soy pava me mires por donde me mires. Lo de desarreglá se aumentó al convertirme en mamá trabajadora, que mi caso, coincidió con el traslado al mundo rural. Vamos, todas las papeletas para dejar de gastar en maquillaje y peluquería. Tampoco He sido nunca especialmente coqueta, pero ahora el tinte me lo hago en casa, puedo pasar el aspirador siendo un cocodrilo mientras me cambia el pelo de color. Menuda pérdida de tiempo, la pelu.
Para princesas ya tengo a las niñas, gastamos mucho más maquillaje de mentira que de loreal.
De todas formas, siempre he creído que el tacón de aguja coharta seriamente la libertad de las personas. El atuendo de mi madre y de mis tías, con su falda de tubo, sus medias y sus tacones, las condenaba irremediablemente a ser el sexo débil.
Ah, BB, a mí también me pasaba antes lo de la doble imagen, la de obra y la de vestir, y más de una ocasión me pilló una reunión en la cumbre con las botas llenas de barro.

Anónimo dijo...

espontanea, eso d coartar la libertad d las personas por ir en taconazo no creo q sea así, m explico, será un palo para la q no le guste ir así y sea un auténtico latazo y tenga q ir así pq su trabajo lo requiere,pero hay mujeres q les gusta ir muy arregladas y no es un suplicio para ellas sino q les gusta esa imagen, todo depende d lo q le guste a una.Yo normalmente voy con bota plana y vestida más bien informal, pero a veces m da la vena y m gusta ponerme una falda y un buen tacón,o sea ir muy fenmenina y eso no coarta en absoluto mi libertad ni por supuesto m condena a ser el sexo débil como dices.saludos.

laura dijo...

la d antes era yo , q m olvidé del nombre

BB dijo...

Te entiendo perfectamente espontánea, y cuando es de obra el barro, vale, pero os imagináis cuando en lugar de una obra me toca ir a una granja y vienes con el olor metido hasta las bragas.....jaja. Me encanta que después haya una reunión y no haya tenido tiempo de nada, casi ni de lavarme las manos. Todos monos, y yo....pero es el trabajo que les da de comer a los jefazos, así que...AJO Y AGUA. Entonces sí que estoy mona, pava, pavilla y todo lo que queráis.

Elena-Z dijo...

Vaya tema...

Pues yo jamás voy a la peluqueria, sólo cuando tengo boda o similar. La manicura no me la hago jamás, para qué si al minuto se me salta el esmalte o me parto la uña. La pedicura... hace un mes, porque fui al podologo y me dijo que me iba a arreglar los pies. Y salvo esmalte, que eso no lo hacen, me dejó los pies, uñas y todo lo demás moníiiiisimo. No me maquillo jamás (tiré mis potingues a la basura porque caducaron y no he comprado otros, me agobia el maquillaje). Arreglarme... teniendo en cuenta que me cuesta encontrar ropa de mi talla... más me cuesta encontrar ropa arreglada pero cómoda... asi que procuro ir decente. Por otro lado, prefiero ir cómoda, asi que suelo ir no demasiado arreglada, aunque tampoco voy dejada. Lo malo es que hace poco un compi de profesión me dijo que en nuestra profesión es tan importante los conocimientos como la imagen, y eso incluye la tuya propia y la del despacho, porque el que viene de fuera solo capta de tí tu imagen, y eso es lo que le estás vendiendo, si no te conoce de nada. Y bueno... igual es cierto. Pero es que yo en esto también soy pelin amorfa, y por poner un ejemplo, voy a una notaria más bien pequeña, con decoración del año catapun, pero donde me atienden fenomenal, me conocen por mi nombre aunque solo voy una vez al mes, donde siempre saben donde han metido mis papeles y no hacen esperar dos horas a mis clientes. Prefiero eso a las notarias con secretarias supermonas, decoración a la última, hilo musical, ambiente con ahora a ... vainilla, chanel o lo que sea... pero donde vas y tienes que echar una carrera para cazar al notario por el pasillo, donde hacen esperar dos hoaras a tu cliente porque no encuentran su carpeta, donde te entra complejo de no sé qué porque alli nadie se acuerda que el dia de antes estuviste hablando con ellos por tal o cual asunto muy importante, y donde tienes que ir detrás de ellos para que te preparen los papeles en plazo. Soy así. Prefiero eficiciencia a imagen. Y yo soy así también. Más eficente que "imagen".

Respectoa cuestiones protocolarias... pues la verdad es que procuro acordarme de preguntar por la familia de la gente, o por los problemas de cada uno, procuro evitar ciertos temas con según quien... pero lo cierto es que cada vez más se me pasan por alto los cumpleaños de la familia, de las amigas... y eso si que me sabe mal.

Creo que soy una pava total. Pero conste, el término pava me resulta... estúpido.

Ala.

SARA dijo...

Lo de chica perfecta suena un poco complicado, pero yo si reconozco ser una mujer presumida, a la que le gusta ir lo más mona posible, dentro de mis posibilidades como madre trabajadora.

A la pelu voy cada dos meses a retocar el color y el corte, y todos los días antes de salir de casa me arreglo el pelo, ya me gustaría ir todas las semanas pero el presupuesto no da para más.
Si pudiera me haría la pedicura y la manicura en la pelu todas las semanas, pero como no puedo estirar tanto el presupuesto, me la hago en casa. Llevo las unas cortitas pero arregaldas, con brillo o con manicura francesa (en el super venden unos Kits fenomenales) y los pies suaves como los de un bebé.
Antes de salir de casa cada diá, me pongo un poquito de sombra en los ojos, un poquito de rimel y un poco de colorete, no se trata de ir maquillada todo los días, pero un toque de color da alegría a la cara.
Y en cuanto a la ropa, en ese punto si que os digo que por mi trabajo todo los días voy de traje chaqueta (casi siempre con pantalón que es más comodo) y como soy bajita me encanta el tacon mediano de 5 o 6 centímetros, corrido o cuadrado, cómodo al fin y al cabo. Para el fin de semana reservo los vaqueros, que me encantan y el zapato más plano, salvo que haya una ocasión especial, en la que me encanta ponermos un vestido elegante y unos zapatos con tacón de vértigo.

Que le vamos a hacer nací presumida, y a estas alturas no voy a cambiar, ahora estoy feliz como una perdiz con mi imagen, tras el embarazo de Lucía me quede con 7 kilos de más encima, que le vamos a hacer si yo en los embarazos engordo que da gusto, pero tras una dieta controlada por médico he perdido 8 kilos y medio, y estoy echa un figurín.
Así que yo de pavo, no tengo nada, salvo los pijamas de franela cuando hace mucho frío, y aún así los busco lo más mono posibles.
Besos, Sara.

Seguidores