Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 29 de marzo de 2011

De gimnasios femeninos

Reconozco que es un concepto que nunca he entendido. Bastantes años me ha costado pillarles el gusto a los gimnasios en sí (recordaréis que a raíz de mi adelantadísima crisis de los 40 de este verano empecé a ir a uno) como para encima no poder ni siquiera deleitarme la vista con musculosos cuerpos masculinos...

Pero bueno, para gustos colores, pensaba yo... habrá a quien le guste, también hay gente a quien no le gusta el chocolate, oye, cosas más raras se han visto. Pero resulta que estaba yo echándole un ojo a la Marie Claire de abril y veo un artículo de Silvia Alexandrowitch precisamente sobre ésto. "Gineceo" se titula. Y empieza diciendo cosas como "es una liberación que, en un gimnasio femenino esté prohibida la entrada a los hombres, incluso en las áreas de mayor solaz como el bar" Como siempre me ha atraído leer opiniones contrarias a la mía (porque no le veo yo la liberación al asunto por ningún lado, la verdad), me lo leo de cabo a rabo a ver si encuentro algo que me haga cambiar de opinión sobre el tema. Pero no. Habla de "igualdad y solidaridad de género", del "gineceo ideal" y no "el oscuro fondo de la casa donde los antiguos griegos relegaban a las mujeres" pero luego pasa al vestuario y su "estudio de campo de antropología social"

"Nada más entrar, te cruzas con un alegre grupo de amigas maduras que vienen de su clase de flamenco con los rojos enrojecidos por el entusiasmo. Charlotean y se desnudan, sin prestar atención ni a sus cuerpos ni a sus ropas, mientras van en busca de la ducha" Hasta aquí bien, pienso yo, eso también pasa en mi gimnasio (salvo que no vienen de flamenco precisamente), sobre todo a las horas que voy yo, pero claro, una vez que te metes ya en el vestuario, todos los gimnasios son iguales, ¿no? Sigamos:

"En otra bancada, una madre con su hija las miran con recelo: acaban de dejar en sus taquillas el bolso con logo [...] La hija, con iPod customizado y una botella ídem rellenable y, la madre, con una riñonera con el logo L.V., salen tiesas de orgullo, laca, botox y silicona"



uy, esto ya no pasa en mi gimnasio... ¿será ésa la diferencia en los exclusivamente femeninos?

"se cruzan con veinteañeras que vienen de entrenar duro [...] Son chicas menudas que corren hacia el espejo para desnudarse ante él y mirarse a solas con su minúsculo tanga. Miden los gramos de músculo ganados a la imaginaria grasa, pues han superado la anorexia adolescente gracias a la vigorexia adulta"

Esta parte me da terror... habla después de una "mujer despechada y abandonada por un tenista del corazón" y "cerca de ella, una reconocida actriz nacional que desea ser una más en el gineceo extiende una buena crema sobre su cuerpo totalmente desnudo. Nadie la mira. Resulta que incluso en este lugar sin hombres, la piel desnuda y la toalla blanca son lo de menos"

Definitivamente me quedo con mi gimnasio, con sus hombres más o menos musculosos, jóvenes, viejos, cachas, tirillas, barrigudos... de todo, como debe ser, y sus mujeres más o menos fibrosas, jóvenes, viejas, gordas, delgadas, pero en general, de lo más normalito. Mujeres con las que entablas conversaciones interesantes o frívolas en el vestuario. Mujeres que, como tú, se desnudan sin prestar atención ni a sus cuerpos ni a los de al lado, se dan sus cremas del mercadona o de primeras marcas o se preguntan entre sí por la eficacia de unas y otras.

No creo que tenga nada que ver con ir a un gimnasio exclusivamente femenino o mixto. En realidad, el artículo no me ha aclarado nada. ¿Qué busca una mujer que va a este tipo de gimnasios? ¿que no la incomode ningún hombre mirándola? ¿que solo la incomoden otras mujeres? no sé, pero no creo que sea bueno separarnos así. Hombres y mujeres somos distintos sí, ¡menos mal! pero lo bueno de lo distinto es que conviva y aprenda a complementarse, no que se separe. Y esto vale en casa, en el trabajo, a todos los niveles, y muy especialmente en las cúpulas directivas, en política, en el colegio y en todas partes, hasta en el gimnasio, aunque parezca que no.

¿Opiniones? ¿a qué vamos en realidad las mujeres al gimnasio? ¿y los hombres? ¿iríais a un gimnasio exclusivamente para mujeres? ¿cómo entendéis vosotras esa separación? no sé, contadme... yo es que soy gran forofa de la mezcla, como habéis podido ver. Hombres con mujeres, ricos con pobres, derechistas con izquierdistas... no hay como tratar a gente lo más distinta posible a tí para abrir la mente, pero bueno, esto ya excede el propósito de esta entrada, supongo.

10 comentarios:

Ellyllon dijo...

A mí me parece una soberana tontería porque a mí me daría igual desnudarme delante de un hombre que de una mujer.
O me daría igual de vergüenza mostrar mi michelín en una clase de gimnasia ya estuviera rodeada de hombres o de mujeres o de ambos.

¿Qué va a ser lo próximo?
¿La playa feminista?

Amos hombre!!! a que ahí vamos todos?! endevé endevé!

Besicos
Elly

Uma dijo...

Pues hombre! esta periodista solo ha hablado del vestuario, que hoy por hoy en todos los gimnasios (decidme que es asi!) sigue siendo unisex! y en ese sentido no le veo yo el intringulis al artículo...
Yo no soy muy (nada) asidua a gimnasios pero la unica ventaja que le vería a uno unisex es que, si vas a lo que vas y no a lucir palmito, puedes llegar a estar horrible haciendo ejercicio y te evitas miradas masculinas que pierdan el interés en ti si te ven sudando como una mona, con la cara roja del esfuerzo etc...vamos que evitando la tension sexual te concentras en el ejercicio en sí!
Por otro lado, lo que dices de ver hombres musculosos...yo fui una vez al equivalente a gimnasio de mi polideportivo municipal y allí solo había frikis descerebrados dignos de una buena carcajada más que de una buena mirada...asi que salvo que vayas al gimnasio de Darek o te ponga mucho el músculo y poco el gris cerebro...poco le veo yo tambien a eso...aunque estoy contigo en que mejor mixto...ya hay bastantes diferencias en esta vida!!
besos

Uma dijo...

Pues hombre! esta periodista solo ha hablado del vestuario, que hoy por hoy en todos los gimnasios (decidme que es asi!) sigue siendo unisex! y en ese sentido no le veo yo el intringulis al artículo...
Yo no soy muy (nada) asidua a gimnasios pero la unica ventaja que le vería a uno unisex es que, si vas a lo que vas y no a lucir palmito, puedes llegar a estar horrible haciendo ejercicio y te evitas miradas masculinas que pierdan el interés en ti si te ven sudando como una mona, con la cara roja del esfuerzo etc...vamos que evitando la tension sexual te concentras en el ejercicio en sí!
Por otro lado, lo que dices de ver hombres musculosos...yo fui una vez al equivalente a gimnasio de mi polideportivo municipal y allí solo había frikis descerebrados dignos de una buena carcajada más que de una buena mirada...asi que salvo que vayas al gimnasio de Darek o te ponga mucho el músculo y poco el gris cerebro...poco le veo yo tambien a eso...aunque estoy contigo en que mejor mixto...ya hay bastantes diferencias en esta vida!!
besos

Tita dijo...

No le veo el interés a estos gimnasios...solo me apunté una vez, y fue con mi santo. Es tannnnn aburrido lo de las máquinas, que si no hay posibilidad de ir juntos alguna vez, para mí ya perdería todo el encanto.

En fin. Decía mi abuela que cuando el demonio nada tiene que hacer, con el rabo mata moscas. Eso me parece el artículo. Una paja mental

Besitos!!

BB dijo...

No lo comparto (digo, lo del gim unisex), y es que me parece una gran tontería. Al gimnasio se va a lo que se va: unos van a hacer ejercicio (con lo que les da lo mismo si hay chicos, chicas, niños, etc..), mientras no les molesten...., otros van a ligar, con lo cual, en uno unisex, mal vamos (a no ser que sea el unisex que necesitan, jaja), otros van simplemente a pasar el rato pq les sobra tiempo y dinero, y que mejor que pasarlo de cháchara en el gim viendo a chicos/as con mejores o peores cuerpos que el de uno. Total, que prefiero el gimnasio compartido.
Por otro lado, Lamamma, estoy contigo en que es enriquecedor juntarse hombres y mujeres, de derechas o izquierdas..., pero ricos y pobres, lo que se dice que el pobre se enriquezca del rico....jaja, no sé, como no sea de envidia, jaja. Era un comentario.
Bs. BB

CELIA dijo...

Hace años que voy a un gimnasio mixto, con un vestuario para mujeres y otro para hombres. A mí no me importa que haya hombres y mujeres en las clases. Yo voy a hacer ejercicio. Además, la vida está llena de hombres y de mujeres.
Los momentos más privados, que son los del vestuario, obviamente, agradezco, eso sí, que solo sea femenino. No me sentiría cómoda desnudándome delante de hombres!!

A mí lo de gineceo o gimnasio sólo para mujeres me suena a gueto.
Pero,para gustos, colores...

Anónimo dijo...

Yo fui a un Curves, porque ofrecían y todavía ofrecen un programa de media hora de ejercicio con monitora a cualquier hora. Me apunté por eso, supongo que lo de femenino era porque el tipo de clase estaba enfocado más a la mujer. Pero vamos, luego he ido a uno mixto y ahora empiezo aerobic en el polideportivo del barrio...
La verdad es que yo en el gimnasio voy tan acelerada al principio y tan roja y sudada al final, que sólo pienso en la ducha, pero un bombón de gimnasio siempre te sube el azúcar, o sea, que ¡¡¡viva la mezcla!!!
Marta

Mi mundo es sonido dijo...

Yo fui durante un tiempo a un gimnasio feminenino, y a mi me gustaba porque sobre todo, los ejercicios las clases etc, estaban enfocados al cuerpo de la mujer, es decir trabajar los glúteos más que otras partes del cuerpo, mover los brazos, pechos etc. El artículo lo veo una gilipoyez sinceramente centrarse en el vestuario, ya que afortunadamente ahora que voy a uno mixto no me tengo que poner en pelotillas delante de ningún hombre!! qué barbaridad! la diferencia que hay básicamente es que están más centrados en el cuerpo de la mujer y en aquéllas partes que por lo general dan más problemas, (caderas, triceps, pecho etc) ya que los hombres por su constitución pueden centrarse más en otras partes o trabajarlas de otra manera.. ya está! POR LO DEMAS TODO IGUAL, ni mejor ni peor.

Anónimo dijo...

Yo voy a hacer por mi experiencia en los gym femeninos q conozco, y no sé q es lo q habrás leído q no te ha aclarado nada... Pero qué tienen q ver los vestuarios?
A ver... Normalmente constan de un circuito, aparte de salas para cardio y demás actividades... Porq sólo para mujeres? Porq para empezar el circuito está diseñado para tal, y para ello se trabaja con maquinaria hidraulica ( no llevan peso, según velociodad y fuerza de cada una así varía la resistencia) Fín de este sistema: Perder y tonificar, nunca sacar músculo.
Tampoco me quiero extender mucho más, pero hay mil motivos más como el q más gente de la q os pensáis no está cómoda sintiéndose observada cuando hace ejercicio, y estos gyms pues les hace estar más tranquilas.
El resumen: actividad diseñada especificamente para el cuerpo de la mujer!!
Otra cosa es q no a todo el mundo le funcione, cada una debemos buscar qué es lo que a nosotras nos viene bien y nos conviene, esté en un gimnasio femenino, en un poli, en el parque corriendo... Lo importante es moverse!
Saludos!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Seguidores