Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

jueves, 25 de junio de 2015

Helado de plátano exprés

Hoy quería compartir con vosotros mi último descubrimiento, muy apropiado para estos calores que nos vienen. Lo he titulado helado y lo he puesto en la etiqueta de cocina con lamamma pero lo cierto es que, tanto llamar a esto helado como llamar al proceso cocinar, es mucho decir. Queda muy resultón, eso sí:


El caso es que hoy he cogido un plátano que ha resultado estar demasiado maduro y he recordado que había visto yo en algún tuit algo sobre cómo hacer un helado con plátano maduro. He buscado el enlace et voilá, tan sencillo como pelar el plátano, quitarle las hebras y cortarlo a rodajas no muy finas. Se ponen a congelar durante un par de horas y, al cabo de ese tiempo, se baten. Ya está. Al principio cuesta un poco por estar congelado pero enseguida se ablandan lo suficiente y queda una consistencia muy cremosa, no exactamente de helado pero algo parecido.

Ya veis, facilito, facilito y muy apañado para prepararnos una merienda sanísima y fresquita en un periquete y de paso aprovechar esos plátanos que, con este calor, a la que nos descuidamos se nos maduran demasiado.

viernes, 19 de junio de 2015

Vuelve #mamiconcilia



Ya os he hablado antes de #mamiconcilia y #papiconcilia, los libros de testimonios de padres y madres trabajadoras sobre cómo se las organizan para conciliar su vida laboral y familiar. Como de costumbre, podéis descargar de forma gratuita la versión en pdf o epub en el siguiente enlace:

http://mamiconcilia.com/descarga-mamiconcilia/

Lo único que se pide a cambio es que lo compartáis en alguna red social, no es mucho ¿no?

En esta nueva versión he tenido el placer de participar con mi propio testimonio. La mayoría de vosotros no vais a descubrir nada sobre mí que no sepáis ya, pero hay otros muchos relatos de gente muy diferente que, sin duda, vale la pena leer. ¿Os lo vais a perder? Os dejo algunas píldoras para ir abriendo boca:

"Una buena organización y reglas claras han hecho que
todos sobreviviéramos a nuestra forma de vivir"

"Descubrí que dejarlos ser y hacer es bueno para que
crezcan no solo de talla."

"Quería seguir creciendo como profesional, pero no quería
apartarme de mis hijos"

"Las dudas y la maternidad son dos cosas que siempre van
de la mano"

"El ejemplo que vemos en casa influye en nuestras decisiones de
vida."

"Trato de medir el éxito de una manera diferente, no en dinero,
títulos, o cosas, sino en la alegría que me da hacer lo que me
gusta."

Bueno, como muestra un botón... os dejo descubrir los relatos completos de cada una de estas mamis (y un papi) y cómo cada uno se organiza como buenamente puede. ¿Os animáis a dejar vuestro propio testimonio en #mamiconcilia o #papiconcilia? Lo mejor de esto es la gran variedad de experiencias y puntos de visto que se pueden dar. No hay una fórmula mágica para el éxito, ni en la vida, ni en la maternidad, ni el trabajo, ni en la pareja, imposible encontrarla para la conciliación así que supongo que la clave está en la creatividad y la flexibilidad. ¡Ánimo que imposible no es!

miércoles, 17 de junio de 2015

De cumpleaños


Vaya, ¡ya ha llegado mi cumpleaños otra vez!. Este año me ha pillado más despistada que otras veces. No, no es que se me haya olvidado mi propio cumple, que os veo venir y no estoy tan mayor todavía como para eso, pero sí es verdad que, normalmente, desde un par de semanas antes ya estoy pensando en ello, proclamándolo a los cuatro vientos, planeando algo especial que hacer ese día... Y este año algo de eso ha habido pero no mucho, la verdad. 

Y sin embargo, siempre me ha gustado cumplir años, ya sabéis que tengo vocación de bisabuela y para eso me voy a tener que hacer muy viejita así que más vale que me guste... Tonterías aparte, esto del cumpleaños es como las navidades, que parece que hay que hacer repaso del año pasado y buenos propósitos para el siguiente. Yo de propósitos de momento paso, al menos hoy, pero repaso sí hago sí. Repasemos: debo decir que este año ha sido estupendo en líneas generales, no me puedo quejar: tengo una salud de hierro, una familia estupenda, un trabajo que no está mal (y que en ocasiones durante el año ha llegado a estar muy, muy bien) y me encuentro estupendamente conmigo misma, ¿qué más se puede pedir?

Peeeeeeeeerooooo (algún pero tenía que haber), lo cierto es que los 40 eran un punto psicológicamente importante para mí. No por la edad en sí misma, que cada vez estoy más convencida de que ésa está en la cabeza de cada uno, sino más bien porque fue el límite que hace años me marqué para haber conseguido ciertas cosas que entonces consideré que debían realizarse en la treintena. Acertada o equivocadamente, eso no lo sabría decir. Visto que la principal de esas cosas no la he conseguido, vamos a pensar que me equivoqué y que no necesariamente debía hacerse antes de los 40, ni siquiera antes de dejar los 40, margen que generosamente me concedí a mí misma en mi último cumpleaños. Peeeeeeeeerooooo, ahí está eso...

Tampoco es algo que me preocupe excesivamente, no soy yo de martirizarme tontamente, la verdad. No sé qué me depararán los próximos años ni quiero saberlo, cada uno es dueño de su propio destino y se va construyendo su camino paso a paso, decisión a decisión, y el final será más o menos interesante pero lo realmente fascinante es recorrer ese camino e ir descubriéndolo poco a poco. Quizás no lleguemos a alcanzar todas nuestras metas pero al menos nos acercaremos lo más posible a ellas.

Así que podéis felicitarme (o podéis olvidaros, no pasa nada, a mí me pasa mucho), podéis hacerme regalitos (le tengo echado el ojo al Samsung Galaxy S6, yo por dar ideas sólo, pero que no os sintáis obligados ¿eh?), podéis celebrarlo conmigo (o no, que si os tengo que invitar a todos me dejáis fatal) pero lo que sí que os agradeceré mucho es que sigáis recorriendo el camino conmigo y dejando vuestra huella en él.

¿Cuento contigo?

Seguidores