Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 11 de agosto de 2015

Yo ya he cumplido

Dicen que lo difícil no es plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Lo verdaderamente difícil es que el árbol crezca, que alguien te publique el libro y criar a los hijos. Et voilà:



El albaricoquero (albergero para los mañicos) lo plantamos el día que nos casamos (tras la boda medieval de Albarracín) un poco como símbolo de nuestra relación y me alegra mucho comprobar, año tras año, como sigue creciendo sano y fuerte. Teniendo en cuenta que al pobre arbolico no le hacemos mucho caso porque tampoco vamos mucho al pueblo, tengo razones de sobras para estar muy, muy contenta, con él. El mismo día plantamos también un par de rosales, uno de rosas rojas (el mío) y otro de rosas blancas (el de mi marido) que también siguen en perfecto estado.

El libro, bueno, llevaba años y años escrito esperando a que alguien se lanzara a publicarlo y por fin ha llegado el momento. En septiembre haremos una presentación en condiciones, de la que os informaré puntualmente, pero de momento si lo queréis, podéis pedírlo directamente a la editorial La Fragua del Trovador en este email.

Y en cuanto a mis hijos... bueno, qué os voy a contar de ellos, si habéis podido seguir su evolución en este blog casi desde el principio. Criados del todo no estarán, cierto, pero mal camino no llevan ¿no?

En fin, que yo ya he cumplido con el dicho pero ya me conocéis, una vez conseguida una cosa... ¡hay que ir a por más! el próximo reto es cumplir por fin con los dichosos 10k, empezaremos por correr 7 kilometrillos en París, en la Parisienne, que es algo a lo que le tenía ganas hace ya tiempo. Y los 10 pronto caerán, y aquí en Zaragoza.

viernes, 24 de julio de 2015

De tal palo tales astillas

Y mis astillitas parecen haber salido escritores como su madre.

Con esto de estar de vacaciones y tener mucho tiempo libre, y con esto de que el libro de mamá por fin ha salido de imprenta (estará a la venta en brevísimos, os informaré convenientemente) ayer empezaron los dos a escribir sus propios libros. El de Guille va ya bastante avanzado (considerando los 8 años de edad del autor), si me deja os pondré un extracto por aquí. El de Sofía no, pero sólo porque cuando me dijo el título que había pensado me sonó taaaaaaan a título de blog, y sabiendo que la niña tiene tendencias periodísticas, no pude por menos que sugerirle que escribiera su propio blog. Y dicho y hecho, ya lleva dos entradas mi astillita. Por supuesto lo podéis encontrar en mi listado de blogs favoritos (que últimamente andaba bastante menguado, dicho sea de paso) pero además os dejo por aquí el enlace, no se os vaya a escapar a algun@:

http://ideasdealgodondeazucar.blogspot.com.es/

El título no me diréis que no es bueno, pero vamos, el refrán que se inventó y con el que lo inauguró me parece genial. (O igual es amor de madre, no digo que no)

Me dice Guille que sí, que os ponga un poco, pero sólo un trocito, que si no ya os lo sabréis todo y luego no se lo compraréis. Ahí va (os lo pongo tal cual lo tiene él ahora mismo, no le toco ni una coma)

LA TORMENTA
CAPÍTULO 1. EL DESASTRE


Guille estaba jugando con la Nintendo y su madre Elena le dice que lo deje pero Guille le dice que espere un momento .Y su padre Ricardo va a por el y Guille que lo oye guarda la partida lo mas rápido que puede y lo consigue justo a tiempo lo malo es que se la deja  fuera de casa y le cae un rayo que hace que cobre vida. Mientras tanto dentro de casa no saben que la Nintendo había cobrado vida y cuando terminan de cenar se van a la cama. Por la mañana Guille va a la terraza a coger la Nintendo pero cuando llega no la ve y se asusta tanto que casi se pone a llorar pero no llora  aunque eso si al entrar estaba todo el rato gritando mami, mami. Y su madre le dijo que pasa y el se lo contó y su madre no se lo creía pero a pesar de eso le dijo que de casa no se podía mover y se fueron a desayunar. Guille seguía preocupado pero Sofía su hermana insistía en que se lo contase y al final se lo contó a ella también cuando terminaron de desayunar se vistieron y dieron una vuelta. Cuando terminaron en casa buscaron la Nintendo pero no la vieron llegó la hora de  comer. Había espaguetis y como los espaguetis le gustaban se olvido lo de la Nintendo  cuando terminaron de comer jugaron al Cluedo y ganó Guille después fueron al parque a jugar y se lo pasaron muy bien.   

Esto de la Nintendo que cobra vida traerá cola, seguro...

jueves, 25 de junio de 2015

Helado de plátano exprés

Hoy quería compartir con vosotros mi último descubrimiento, muy apropiado para estos calores que nos vienen. Lo he titulado helado y lo he puesto en la etiqueta de cocina con lamamma pero lo cierto es que, tanto llamar a esto helado como llamar al proceso cocinar, es mucho decir. Queda muy resultón, eso sí:


El caso es que hoy he cogido un plátano que ha resultado estar demasiado maduro y he recordado que había visto yo en algún tuit algo sobre cómo hacer un helado con plátano maduro. He buscado el enlace et voilá, tan sencillo como pelar el plátano, quitarle las hebras y cortarlo a rodajas no muy finas. Se ponen a congelar durante un par de horas y, al cabo de ese tiempo, se baten. Ya está. Al principio cuesta un poco por estar congelado pero enseguida se ablandan lo suficiente y queda una consistencia muy cremosa, no exactamente de helado pero algo parecido.

Ya veis, facilito, facilito y muy apañado para prepararnos una merienda sanísima y fresquita en un periquete y de paso aprovechar esos plátanos que, con este calor, a la que nos descuidamos se nos maduran demasiado.

Seguidores