Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Vínculos afectivos



Este era el tema de nuestra primera charla de la escuela de padres en el cole de Sofía. La cosa resultó un poco rara, pero al final interesante. Del tema en cuestión nos hablaron poco, por varios motivos que no voy a exponer. Sin embargo, resultó una charla extremadamente participativa. Y ya sabéis... un grupo de padres y madres animados a hablar de sus hijos...

Y lo bien que viene, ¿verdad? sé que este blog cumple también un poco esa función. Compartir experiencias con otros. Ver que no estás solo, incluso que al final resulta que tus problemas tampoco lo son tanto. Se habló de salirse de la cama para dormir con los padres... una mami planteaba si realmente era tan malo que durmieran con los papás... se habló de problemas de disciplina, de niños que no reaccionan ni a premios ni a castigos, ni a nada de nada... de otros a los que no había manera de acostar sin una lucha diaria, de celos entre hermanos...

Me gustó, hubo un ambiente fantástico, en el que primó el respeto a todas las opiniones, y de paso nos sirvió para ir conociéndonos entre nosotros, que con esto de los horarios y el autobús escolar, anda que no está complicado... bueno, pronto habrá también una fiesta de navidad a la que estaremos invitados los papis. Poco a poco...

Pero aunque del tema en cuestión se hablara poco, sí nos entregaron una pequeña documentación que quería compartir con vosotr@s:

Fuente: acción familiar aragonesa (ONG)

VINCULOS AFECTIVOS

SU IMPORTANCIA EN LA COMUNICACIÓN FAMILIAR

A. Efectos positivos para los padres:

- aumenta nuestra capacidad de influir en ellos
- mejora la comunicación con los hijos. Estamos más dispuestos a escuchar y comprender sus mensajes y facilita que ellos se abran a nosotros y nos cuenten sus problemas, porque la vinculación afectiva refuerza la confianza entre padres e hijos

B. Efectos positivos para los hijos:

- los vínculos afectivos les proporcionan fortaleza, confianza y seguridad en los momentos difíciles.
- Les ayudan a valorar a la familia como el elemento principal en sus vidas, un lugar donde siempre van a ser apreciados "por lo que son, no por lo que tienen" Les va a ofrecer un modelo de familia atractivo, que luego tenderán a imitar.

C. Efectos negativos cuando fallan los vínculos afectivos:

- La comunicación se hace más conflictiva. Si, por diferentes razones, resulta difícil crear y mantener esos lazos afectivos en la familia, también se complica la comunicación con los hijos, la influencia sobre ellos y el apoyo en sus problemas.

CÓMO Y CUÁNDO CREAR LAZOS AFECTIVOS EN LA FAMILIA

COMO

A: Escuchar y comprender lo que sienten y piensan nuestros hijos, sus sentimientos y emociones, -que forman parte de su vida y están siempre presentes-, aún en las situaciones en las que podría considerarse que interviene más la razon.

B: Conocer y expresar nuestros propios sentimientos, ya que para establecer y mantener vínculos afectivos resulta imprescindible el conocimiento de la salud, cualidades, defectos, limitaciones, estados de ánimo y sentimientos propios, así como las de nuestros hijos. También es fundamental aprender a manifestar y mostrar nuestros sentimientos porque el amor que no se expresa se apaga. (Con ésta frase en particular no estoy de acuerdo pero como transcribo literalmente, la pongo también)

C: Compartir situaciones y experiencias. La vida familiar nos ofrece multitud de ocasiones en las que podemos iniciar y continuar los lazos afectivos con nuestros hijos. Estas situaciones pueden ser positivas y alegres, o negativas y tristes. A los hijos no se les deben ocultar las desgracias: los problemas forman parte de la vida y es bueno asumirlos y afrontarlos juntos.

CUANDO

Se deben establecer desde el nacimiento

24 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Pues yo voy a abrir brecha tocando las narices (desde el respeeeto, no me vengan luego los chorreos).

Soy buena madre en cuanto a atender psicológicamente a mis hijos. Cuando mi hija mayor estaba en 3º de Infantil y me reuní con su profesora me felicitó: "Tiene una facilidad asombrosa para comunicar sus sentimientos, no sabes lo que tienes andado, y eso no es casualidad...". Pero lo único que hago es aplicar el sentido común, la atención y un par de ideas que, sí, he leído.

Paso de las escuelas de padres, paso de las asociaciones de padres, paso de los cafés de padres, paso de los padres y las madres, que en ese monopapel se vuelven insoportables.

Creo que la vida es mucho más sencilla de lo que hoy la hacemos. Nuestros padres y nuestros abuelos tenían la cabeza infinitamente mejor amueblada sin tanta chorrada. Hace poco leí una información sobre un psicólogo, creo que francés, que está considerado lo más en Europa en cuanto a educación infantil. ¿Qué decía? Que lo estamos haciendo de pena con tanta información a los niños y tanto igualitarismo en la relación con ellos, que las cosas tienen que ser porque sí, porque lo dice tu madre. O sea, lo que sí nos enseña leer tantos libros sobre psicología infantil: trabajar la tolerancia a la frustración. Pero trabajarla sin contemplaciones. Zas.

Hala, ya estoy fajada y lista para las contestaciones...

El Charolito dijo...

Yo os voy a dar un gallifante a cada una, porque creo que ambas estáis acertadas. Mamma expone una serie de cuestiones que no están mal encaminadas y que puedo afirmar que tú, Miss, tambié las has trabajado desde el sentido común y sin reuniones ni cursos. Pero llegando a los mismos sitios (y es que yo te pondría al frente de una de esas "escuelas de padres").
Independientemente de eso, crear vínculos afectivos, escuchar y razonar no está reñido con que haya cosas que son "porque´lo digo yo y punto", y que haya que trabajar la tolerancia al fracaso, pues la intolerancia al fracaso es la fuente de todos los males de nuestra sociedad. Hay que saber decir no a los hijos. Con todo el cariño del mundo o, si se tercia, con toda la dureza del mundo. Creo.

Miss Sybarite dijo...

Crees perfectamente, desde mi punto de vista, Charolito.

Gracias por tu alto concepto de mi papel de madre. Gracias a Dios no tengo que dirigir ninguna escuela de padres. Me expulsarían... ¡o no sabes tú de mis técnicas! Menudos escándalos... :P

Lamamma dijo...

jajajaja, no temas, Miss, estoy totalmente de acuerdo contigo. Tanta psicología y tantas contemplaciones han creado toda una generación de analfabetos emocionales. Estoy harta de ver críos a los que nadie les ha dicho NO, a los que nadie ha impuesto unos límites, ni siquiera unas normas básicas. Pequeños caciques del hogar acostumbrados a que su pequeño mundo gire a su alrededor que luego tienen que salir al de verdad (y no hablo del colegio, donde extienden su reinado con cierta facilidad) Buena muestra de ello es aquél espantoso anuncio de telefonía móvil en el que una chica se pregunta por qué nos harán elegir, "si al final siempre lo tenemos todo" Pues bien, pues vale...

lo que, efectivamente (gracias por el gallifante, Charolito) no está reñido con una cuidar los vínculos afectivos, que de hecho son la base del desarrollo de la persona, creo.

A mí me gustan las escuelas de padres, y me gustaba Supernanny, aunque estas cosas las veo y escucho siempre con el sentido crítico en alerta máxima.

Anónimo dijo...

Pues a mí me gustan estas reuniones y suelo acudir siempre que puedo, lo que no soporto son las continuas interrupciones de los padres para contar las monerias de su hijo o lo que es peor los defectos de su hijo, entiendo que a todo el mundo le guste hablar de su hijo pero hay tutorias privadas para ello, es que ME PONEN ENFERMA rompen el hilo de charla para meter cualquier chorrada, en fin hay que resignarse.
Luego de lo que nos cuentan extraigo y aplique lo que a mi me viene bien y punto.
Un beso de Pili.

Anónimo dijo...

Hola soy Pili otra vez, tendré que revisarme la vista, cada vez que escribo algo me como la mitad de las palabras.
Otra cosa ya se que no viene a cuento pero estoy muy contenta y me explico:
Hace un tiempo le leí un cuento a mis hijos sobre una tradición Maya en la que todos los niños tenian una muñeca quitapesares para contarle sus penas, cada noche le cuentas tus penas a la muñequita y la pones bajo la almohada para que se las lleve, por la mañana tus penas se fueron, bueno más o menos así, el otro día encontré estas muñequitas (son muy simples y pequeñas hechas de palos, arena y algo de tela) en internet y las he pedido para regalarlas a mis sobrinas, mi hija sus amigas. si alguna le interesa pondré la página (puede ser un regalo original y barato, barato)..
Un saludo.

Celia dijo...

Yo creo que a los hijos hay que darles cariño y amor...pero también hay que imponerles ciertas normas y darles una disciplina.
En mi opinión, criar a un hijo consintiéndole todo y sin establecer unas normas es hacerle un flaco favor para su vida de adulto.
Eso es lo que intento hacer con mi hija. Ante todo soy su madre...y por eso debo imponerle unas normas y a veces decirle No. Los niños necesitan saber que sus padres tienen autoridad y también cariño y comprensión. Deben saber que hay unos límites.
Todavía es pequeña (2 años) y me queda mucho camino, pero espero poder hacerlo bien.

Miss Sybarite dijo...

Lamamma, a un concepto que tú mencionas se refería sobre todo el psicólogo francés que mencioné: límites. Los niños sin límites son adolescentes desbocados. Ahora se tiende a darles a elegir: cuál te gusta más? qué color quieres? qué te apetece? Craso error. Para un niño pequeño, además, la tarea de una elección es complicada. Son posibilidades que deben ir introduciéndose a cierta edad y poco a poco.

Pili, yo tengo mi Quitapenas. Si os interesan, y si no te parece mal, os propongo que se los compréis a Infancia con Futuro (www.infanciaconfuturo.com), una ONG fundada por el padrino de mi hijo pequeño y que trabaja en Guatemala. Creo que aún los tengan; si no, en casa de mi madre hay una bolsa entera ;)

laura dijo...

mierda!! como m fastidia escribir un rollo como el q he puesto y q no lo publiquen,uff!! pasaos por el blog d arenas movedizas, una profesora q cuenta las movidas q tiene con alumnos ineducados, padres todavía peores y con los propios (se supone) colegas,una historia!!lo q intentaba contar es q a mi tanta psicopedagodia,tanto psicólogo infantil m parece un poco absurdo,mi mejor amiga tiene 2 niños, el primero va a la guarde y no tiene ni más ni menos q los típicos celillos del principe destronado,sin q sean nada preocupantes,pues al salir d la clase le fue directa la psicóloga del centro(q sabe q ha tenido un hermanito) a la madre para hacer una tutoría para intentar "afrontar d la mejor manera el problema q está atravesando tu hijo" ¿q problema?¿por tener alguna rabieta y volver a querer bibe?¿tener un hermano es un problema?¿no es acaso algo por lo q hemos pasado la mayoría sin ningún trauma?¿no es esta una forma innecesaria d asustar a una madre con una tontada?en fin...tb tuve una experiencia curiosa cuando miraba guardes para mi hija, una d ellas, q tiene muy buena fama y q predican q si lo llevas allí t lo convierten casi en un einstein jaja,fuimos con una vecina a una reunión d padres y salí d allí teniendo claro q allí no la llevaría, en ella dijimos q nosotras sólo queríamos llevar a nuestros hijos 3 horas al dia por la mañana,pues nos dijeron q si no iban por la tarde les "rompíamos el ritmo d trabajo" ehh? pero q ritmo d trabajo va a tener una criatura d 2 años, hija d mi vida!!.Pues mi vecina le dijo "¿m estais diciendo q mi hijo q tiene el privilegio d poder estar con su madre por la tarde , es mejor q pase todo el dia aquí con vosotros?",no supieron ni q contestar,predicaban q tenían psicólogos y no se q más para "motivarlos", ¿hace falta eso a criaturas d 2 años o año y medio?, yo sólo buscaba una guarde donde mi hija fuera feliz, jugaran con ella,fueran cariñosas y la tuvieran aseada y la encontré!!creo totalmente innecesaria tanta psicologia y "consejos varios", si voy a las reuniones d padres( debo reconocer q como soy novata voy a casi todas q m hacen ilusión)y m parecen beneficiosas ,aunque hay padres un tanto cargantes con sus retoños,creo q con tanta paciencia y "diálogo" estamos criando prepotentes en potencia,los profesores a sus alumnos no les pueden ni toser y ellos lo saben, yo el diálogo lo acabo rapidito, si a la tercera(y ya m parece mucha paciencia 3 avisos)no m hace caso, pues paso al "pq lo digo yo y punto" , y ya t puedes desgañitar hasta quedar afónica q ni puto caso.Saludos a todas.

BB dijo...

Vaya Laura....que final, jaja. Estoy de acuerdo contigo, como casi siempre, y es que si ya es dificil educar a día de hoy a un niño, más dificil es que te intenter machacar con psicologías. Entiendo la labor de estos profesionales, y sé, que muchas veces su trabajo da sus frutos, pero creo tb que cada ser es un mundo y no es aplicable muchas veces lo que determinan. Sí aplcable en el papel, no en la práctica.
Me es duro decir que NO mi nene cuando le veo exactamente 4 horas al día, pero entiendo que debo ser dura aunque me cueste. Intento razonar con él para que entienda mi postura, pero llega un momento, en que como dice Laura, que debe ser 'PQ LO DIGO YO, Y PUNTO', aunque me duela y sufra verle cogerse una rabieta. Mi madre decía que es mejor que llore ahora él, que no llore yo el día de mañana, y es cierto. Creo que ella lo hizo bien con mis hermanos y conmigo, así que... Una rabieta se le pasa, y sabe como van siendo las cosas. Siempre he dicho que nos ganan a los adultos por puntos en 'listura y milongas', y es que te buscan las vueltas....con mimos, abrazos, etc, y claro, es un chantaje fácil al que ceder. Lo reconozco. Soy partidaria del diálogo, pero no de horas.
En cuanto a las charlas de padres-profes...ya he dicho que aún no me tocan, así que para el año que viene.
Besos a todas.

M Luz dijo...

AMEN a Miss Sybarite. Qué razón tienes en lo de nuestros abuelos y padres. A qué escuela de padres fueron ellos????
Acabo de dejar una entrada en mi blog para ilustrar todo esto que estamos diciendo de los padres "consentidores"
http://algunacosamas.blogspot.com/

sara dijo...

Como casi todas vosotra opino que a la hora de criar un hijo lo mejor es aplicar el sentido común, como hicieron nuestros padres, abuelos, etc... Las nuevas teorías al final se basan en ello.
A un niño desde pequeño le tiene que quedar claro quien manda en casa: Papa y/o mama.
Se les tiene que educar con cariño, cercanía, pero también con disciplina, y eso hoy falla.
Creo que los padres de antaño eran mejores que nosotros en cuanto a lo de imponer disciplina, pero también es verdad que no generaban confianza con sus hijos, muchos amigos míos, casi ya en la mitad de la treintena y algunos casi en la cuarentena, todavía tratan a sus padres con mucha distancia, porque de pequeños la relación era muy pero que muy formal con ellos, cosa que nuestra generación creo yo que hace mejor.
Por eso nosotros tenemos que aprender de los padres y abuelos en cuanto al tema de imponer disciplina, pero aplicar criterios más modernos en cuanto a generar confianza y afecto con nuestros hijos.
A mi no me parecen mál ni los psicólogos, ni psicopedagogos, ni las escuelas de padres, todo ello puede ayudarte a criar a tu hijo, pero si tu no tienes un poco de paciencia, sentido común y capacidad de mando, no te sirven para nada.
Yo a mi hijo de 4 años, cuando se pone caprichoso, siempre le digo la misma frase: ¿QUIEN MANDA EN CASA? Y aunque a veces se hace el remolón, al final dice MAMI, y entonces yo aprovecho, y le digo, mira cariño esto se va a hacer así porque mami es la que manda y la que decide que es lo mejor para ti. Con ello suele calmarse, y si no, lo dejo patalear hasta el infinito.Sara.
Sara.

Miss Sybarite dijo...

Laura, lo has bordado (incluido el final, jaja).

Sara, Mari Luz, BB... ¿veis? Si al final lo que nos sale a todos es el sentido común. No es tan complicado. Es cansado porque hay que tener resistencia y constancia, porque es mucho más fácil darles lo que piden que aguantar sus hábiles intentos de manipulación. A mí no me duele nada cuando les digo "no". Siempre pienso en cuánto me dolería ver en qué se han convertido dentro de unos años si me hubiera dedicado a decirles "sí".
Mi gran maestra (también para tratar de corregir sus errores) ha sido mi madre, no sólo por cómo nos ha educado sino también porque siempre nos inculcó una idea: que la crianza de los hijos es la tarea más importante de la vida, porque con ella estás, nada más y nada menos, construyendo personas. Así hay que concebirlo. Y no tiene por qué estar reñido con el cariño. Yo soy la madre que más riñe del mundo pero no creo que haya otra que dé más mimos, más caricias y más "te quiero".

Besos a todas. Da gusto encontrarse con gente como vosotras :)

espontanea dijo...

Me sorprende mucho cómo se ha desviado la conversación. Lammamma había planteado el tema de cómo fomentar la convivencia y la conversación con nuestros hijos. Y ahora hablamos de falta de autoridad. ¿qué tendrá que ver lo uno con lo otro? ¿o de verdad creéis que son ideas contrapuestas?

laura dijo...

yo creo q tiene muchíiiisimo q ver espontanea,es muy importante fomentar la conversación y la convivencia con tus hijos siempre y cuando sea dentro d los límites del respeto q tú debes tener como madre y él como hijo y q debes marcar desde q nacen, eso si, dentro del más infinito cariño, y para q eso se cumpla hay q atarlos cortito desde pequeños y consentirlos más bien poco y si hace falta se saca la voz de mando arrrr, pq d lo contrario corres el peligro d q tus hijos t tomen por el pito del sereno y no t hagan ni puñetero caso y además sean unos consentidos y estarás d acuerdo q con niños así esa conversación y esa buena convivencia q comentas no es viable.No es q tenga algo q ver, es q m parece fundamental para tener buen rollo con tus hijos.saludos.

espontanea dijo...

Supongo que cada madre ejerce la autoridad según su propio carácter y el de sus hijos. Yo tengo unas niñas obedientes y buenas, sobre todo la mayor. Me preocupa mucho que sufra en el colegio, como de hecho ya ha pasado, y que no me lo cuente. Últimamente se queja de que no quiere ir al cole porque hay una niña que “le manda”. Claro, yo le digo que tiene que ir por que sí, y que no tiene que hacer nada que no quiera. Ella me dice “vale” porque es la palabra que más usa conmigo, y ya no sé mucho más.
No sé en qué mejoraría la cosa si yo me negara a darle a elegir qué pantalón quiere ponerse por la mañana. Problemas de respeto no tengo ninguno.
Por cierto, no acabo de estar convencida de que los padres de antes fueran mejores.

laura dijo...

es q yo no he dicho en ningun momento q haya q ejercer d mandamás por las buenas y sin razón alguna espontanea, sólo en caso d q se t suban a la chepa, si no es tu caso y tu hija es un solete y es muy obediente, todo eso q tienes ganado.Por desgracia no es mi caso ni el d la mayoría, mi hija fuera d casa se porta divinamente, es un trocito d pan, pero en casa ya no tanto, no es q tampoco m pueda quejar, pero si hay q marcarle continuas pautas d comportamiento ,sino nos tomaría el pelo continuamente pq las peloteras las coge por cualquier chorrada, y en cambio fuera d casa no es necesario pq se porta bien pq le da la gana.Naturalmente q se debe ejercer la autoridad cada madre como crea conveniente y según el caracter d sus hijos ¿q sentido tiene abrocar a una criatura q se porta bien?¿q sentido tiene negarle a una niña obediente un pantalón q le hace gracia ponerse como bien dices?en tu caso ninguno, en el mio tiene mucho sentido, pq a mi hija como más opciones d modelitos le he dado, más el gilipollas he hecho y más m ha tomado el pelo, así q ahora se pone lo q dice mamá y punto pelota, ponga como se ponga.Por supuesto q el caracter d la criatura tiene mucho q ver en la educación q debes darle

Miss Sybarite dijo...

Vaya, no ha aparecido un comentario que dejé antes...

Espontánea, creo que son cosas que tienen que ver porque la educación es algo integral.

Quisiera aclarar que estoy de acuerdo con los planteamientos que describía Lamamma en el post, sólo que me parece que tener que montar incluso Escuelas de Padres, nada menos, para desarrollarlos significa que estamos muy verdes. Uno de los pilares de mi vida es la simplificación, creo que con ella se vive mejor y se llega mucho más lejos que convirtiendo las cosas en algo tan complejo.

Sobre lo que cuentas, Espontánea, de tu hija mayor, a mí me preocuparía. Aprendí de mi madre que a cada hijo hay que tratarlo de distinta manera en ciertos aspectos, algo, por otra parte, muy lógico. Lo primero es observar y diferenciar la forma de ser de cada uno, para encontrar pautas adecuadas a la hora de abordar las distintas situaciones que se presentan. Yo sé qué debo estimular en cada uno de mis hijos y qué debo tratar de moderar también.

En mi opinión, debes fomentar la comunicación con ella. Que la respuesta habitual sea el "vale", sin que deba alarmarte, debería darte que pensar alguna cosa sobre la que, si así lo estimas, actuar: aunque su "criterio guía" debe ser el tuyo (es difícil que sea de otra manera y es deseable que sea así porque cada uno pensamos que nuestro sentir es el más adecuado), debe ir siendo capaz de llegar a él desde cierta autonomía, que no sea un mero conformar sino que le sirva realmente.

Y lo que es muy aconsejable es que ella sienta la necesidad de contarte las cosas. ¿Razones? Varias. Por dejar las que me parecen primordiales, dos: una, que tenga un desahogo; dos, que puedas estar al tanto de su vida y, por tanto, orientarla adecuadamente.

No sé si he sido farragosa...

Anónimo dijo...

Hola soy Misteriosa.

No puedo evitar decir que ¡¡POR FIN!!! conseguí el libro "Bésame mucho" de Carlos González, soy una de sus forofas, aunque, curiosamente, aunque parezca contradictorio, tb me gusta la supernanny. en fin, yo soy así.

El caso es , lamamma, que te voy a contestar usando un tema de ese libro: Y es que lo que te han dicho en el papelito son frases generales que cualquiera estará de acuerdo con ellas y cualquiera puede hacerlas. Hay muchas formas de establecer vínculos en familia: en unas familias se hace jugando todos juntos, en otras se hace a bofetadas, entre medio hay toda una escala de grises, unos lo hacen sólo con 1 hora al día, otros están con sus hijos muchas horas al día, todos tratan de establecer un vínculo afectivo pq es positivo y todo eso. VAmos, que mi opinión es que lo que os dicen es muy bonito, pq hagas lo que hagas, a no ser que seas un maltratador, lo cumplirás, lo encuentro unas frases un tanto vacías. Supongo que al ser un colegio y haber muchos niños de familias diferentes, tampoco pueden hacer mucho más, no pueden posicionarse y decir, debe usted dormir con su hijo, ni decir, debe usted aplicarle el método estivill.


Miss, solo una cosita, yo gusto de ir a las reuniones de padres, primero porque mis padres iban siempre y es una forma de demostrar que te importa el lugar donde tus hijos pasan unas horas, y además pq creo que luego es muy fácil quejarse de todo pero cuando podemos colaborar, nos escaqueamos. Me suena al "no voto, pero me quejo del gobierno", "no me afilio a ningún sindicato o participo en reuniones, pero luego todo el día me quejo del trabajo", etc.

Saludos

Miss Sybarite dijo...

Misteriosa, estoy de acuerdo contigo, yo también soy de Carlos González y no de Estivill.

Eso sí, lamento haberte dado una impresión errónea. Yo voy a todas las reuniones del colegio de mis hijos, aunque no a la escuela de padres, por lo que ya he descrito. Son cosas distintas. Voy y me quejo luego de lo que me parece. Igual que NO, no voto nunca y me siento con todo el derecho a quejarme de lo que no me parece bien. No creo que esté reñido, aparte de que no votar es mi mejor manera de decir lo que pienso de los políticos. Tengo mis razones y me parece una opción tan respetable como cualquier otra, y que no me hurta la posibilidad ni la legitimidad de mis opiniones sobre los asuntos políticos. Jamás me afiliaría tampoco a un sindicato, y no me extenderé dando razones, que las tengo, y eso no quiere decir que no pueda protestar incluso por lo que hacen. No creo en la labor que realizan, por lo tanto no puedo participar en ellos. No hay ningún sitio donde ponga que las cosas se tienen que hacer de cierta manera y yo creo en otras maneras de funcionar, es un poco como lo que describes de la creación de vínculos afectivos: no hay sólo una forma y menos sólo una válida.

Anónimo dijo...

hola miss, soy misteriosa,

aunque con lo antiguo que es el post igual no lo lees, como casi no puedo entrar y hoy lo he logrado, quería responderte: primero, nunca deseo ofender con lo que digo, pero sí expresar mi opinión. Primero de todo decir que me has aclarado con eso de reuniones sí, pero escuelas de padres no, pq ciertamente son cosas distintas. Desde luego puedes pensar y actuar como quieras votando o no, yo a lo que me refiero es a lo siguiente: En mi empresa hay unos 10000 trabajadores. A las poquitas reuniones que he ido a las que TODOS estamos convocados, vamos 25. Cuando había elecciones sindicales, fui a votar a las 4 de la tarde 8 (o sea, que ya habían pasado horas) y la urna estaba casi vacía. Pero luego en el bar la gente se queja que da gusto... Incluso en una de esas reuniones nos pedían nuestra opinión para firmar o no el convenio, los que nos habíamos tomado la molestia de ir votamos a favor o en contra; pero al día siguiente te encontrabas gente que no había ido y empezaban "¿y cómo han firmado esto? y patatín, y patatán" y lo siento, pero no me parece justo. Todos tenemos cosas importantísimas que hacer, pero unos podemos posponerlas cuando hay cosas de estas y otros no, pq ir al cine o quedar con los colegas es más importante. Pues no me apetece que luego se me vengan a quejar, igual a mí en ese momento no me apetece escucharles, habiendo tenido el momento perfecto y no lo han aprovechado pq no han querido.

Yo soy la primera que para ser acorde con lo que opino, debería crear mi propio partido político, pq ninguno coincide 100% conmigo, pero no lo hago por VAGUITIS, lo admito y lo reconozco. Por supuesto me puedo quejar de ellos, pero creo que si me quejo de algo, también tengo que ofrecer una alternativa. No basta con quitar algo, habrá que poner otra cosa en su lugar, o no? Es lo que nos pasa ahora en la guardería: NOs han plantado un menú vegetariano. Los que nos quejamos pedimos dieta mediterránea, damos una alternativa; no todo es "que mal que mal que mal", pq así no iriamos a ninguna parte. Bueno, espero seguir conversando contigo y con todas, sobretodo cuando yo pueda entrar, que es menos de lo que me gustaría a mi.

Miss Sybarite dijo...

Misteriosa, pues gracias a la herramienta de Últimos comentarios sí que te he leído :D

Siento haberte dado la impresión de sentirme ofendida. No, por Dios, simplemente vemos las cosas de forma distinta pero lo has expresado sin ser hiriente.

Entiendo lo que dices y me parece muy adecuado que seas coherente contigo misma si ves las cosas así. Estoy de acuerdo contigo en parte pero en otra, no, por las razones que expuse en mi anterior comentario.

Y también espero que puedas conectarte más y seguir charlando :)

Un besito.

Golondrina dijo...

¡Me encanta este blog!

A lo mejor es un post algo atrasado para recomendaros un libro que acaba de salir, EL CLUB DE LAS MALAS MADRES, de Lucía Etxebarría y Goyo Bustos, donde desde su punto de vista de madre (una) y profesor (otro) tratan temas como la dificultad de compaginar vida familiar y laboral, la eterna sensación de "no llegar", y la culpa....

Saludos
Golondrina

Lamamma dijo...

No importa Golondrina, con la herramienta de últimos comentarios (aunque me funciona cuando quiere) me entero de vuestras aportaciones aunque sean sobre posts antiguos. He visto la recomendación del libro también en "amor y cocina cotidiana" (en mis links) Tengo curiosidad sí, y eso que Lucía Etxebarría no termina de convencerme... pero sí, lo leeré...

Seguidores