Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

sábado, 4 de octubre de 2008

Madre no hay más que una...

¿Seguro? no lo tengo yo tan claro... y menos en estos tiempos que corren. Vale, una madre siempre será una madre, pero lo de las exclusividades me temo que se limitan a la pura biología. Porque, empezando por el caso más obvio, en el caso de un niño adoptado, ¿no hay más que una madre? pues no, está la biológica y la adoptiva, sin duda más madre que la natural. ¿Y si con el tiempo ese niño reencuentra a su madre y establecen una relación? dos madres. Más fácil aún... cuando en vez de una adopción es un período de acogida. La relación con la madre biológica no se rompe y a la vez se establece un lazo fortísimo con la madre de acogida. 

Pero no era de esto realmente de lo que yo quería hablar. En estos tiempos en los que los abuelos ejercen casi de padres, ¿madre no hay más que una? (aplíquese igualmente al padre) Mis hijos adoran a sus abuelos, sobre todo a mi padre y a mi suegra, que son los que más los han cuidado. Reconozco en ellos la relación que yo tuve con mi abuela materna y si me seguís desde hace al menos un año ya sabréis lo duro que fue para mí perderla. ¿Por qué? tenía 94 años, tuvo una muerte dulcísima, por la que cualquiera firmaríamos sin dudarlo y había estado hasta el último día en unas condiciones envidiables, sin dejar de valerse nunca por sí misma y con la cabeza casi mejor que la mía (que tampoco es mucho decir, por otra parte) Pues fue durísimo porq
ue el sentimiento no era el de perder a una abuela sino a una madre. Porque definitivamente, no, no creo que madre no haya más que una. Puede ser una tía, una abuela, o la nanny que nos ha cuidado desde bebés y con la que hemos mantenido la relación, hasta una hermana mayor si la diferencia de edades es importante, pero sí creo que se puede establecer ese vínculo materno filial tan fuerte con otra persona que no sea la madre natural. 


Desde luego nada de esto implica que se quiera menos a la madre biológica o que no se pueda establecer una relación especialísima con ella, pero lo de las exclusividades me temo que ya no funciona. ¿Qué pensáis? ¿tenéis vosotr@s una segunda o hasta tercera madre? yo sí...

16 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Madre no hay más que una y me fue a tocar a mí, que decía un novio mío.

PIZARR dijo...

Pues yo nunca he tenido a nadie que ejerza como tal, salvo a mi ama verdadera.

Tampoco tuve ninguna figura paterna que sustituyese la de mi padre al que perdi a los 10 años.

Ya sabes que en este mundo virtual, mucho de lo que escribimos es pura ensoñación... jajajaj

Por lo tanot, perdida, lo que se dice perdida, no estoy.......jajaj

El martes vuelvo al quirofano por lo tanto estare de nuevo ausente

Un beso Mamma

Celia dijo...

Yo durante mi infancia y adolescencia pasé mucho tiempo con mi abuela materna. A la que quiero muchísimo y considero como a una segunda madre.
Ahora mi hija pasa muchas horas con mi madre y me encantaría que sintiera por ella el mismo cariño que siento yo por mi abuela. Creo que son sentimientos muy bonitos.

laura dijo...

yo no he tenido ninguna abuela en casa o ninguna tía q se acercara al papel d mi madre,y eso q d pequeñas cuando mi madre trabajaba nos quedábamos muchas veces con mi yaya materna a la q adoraba,bueno la verdad es q a los 4 abuelos los quería muchísimo pero mamá y papá siempre han sido mamá y papá.Hace 35 años no t cogían en la mayoría d guardes antes d los 3 años, no era como ahora, y mi madre se gastó casi todo su sueldo cogiendo una sra. q nos cuidara,como mi hermana y yo nos llevamos 5 años,primero cuidó a mi hermana y cuando yo nací mi hermana ya iba al cole,parece increíble como siendo tan pequeña puedo tener algún recuerdo o flash d ella, la sra. dolores, q m quería mogollón y era un pedazo d pan bendito,pero mamá continuaba siendo mamá, si, para mi, madre no hay más q una y a medida q m hago mayor m doy cuenta d q a nivel afectivo cada día la necesito más y m siento más unida a ella, a veces m da rabia pensar cuanta razón ha tenido siempre en muchas cosas y yo no le hacía caso pq estaba en la edad del pavo(q a mi m duró bastante tiempo por cierto) o cuantas veces m porté como una borde con ella pq con 20 años t crees q lo sabes todo,!!q santa paciencia tuvo la pobre!!Besitos a todas.

angeles dijo...

Pues en mi caso, madre no hay mas que una, siempre he estado con mi madre para todo y la sigo necesitando, cuando le detectaron el cáncer de pecho, me lo tome mucho peor yo que ella, hasta me tuvo que consolar a mí, fue muy duro pero salimos adelante, mi padre no tuvo la misma suerte. En el caso de mi niña, creo que tambien tendrá solo a su mama, mi madre la adora y ella tambien, pero el lazo que tenemos nosotras es muy fuerte, sino estoy yo aún, pero en cuanto entro por la puerta solo existe mama y ya tiene 4 años, con su otra abuela casi no hay trato, con que mal. Un besito muy fuerte para lamama.

Anónimo dijo...

El amor maternal es el más incondicinal y absoluto, pero a lo mejor para tener ese sentimiento por alguién no hay que ser la madre biológica, si la madre no está supongo que alguién puede "maternar" en su lugar
Besos Pili

Anónimo dijo...

Creo que por mucho que se pueda querer a una abuela, una hermana o a quien sea, madre no hay mas que una.
La prueba tienes, que cuando los servicios sociales quitan a una madre la tutela de sus hijos, bien por maltratos o por no ofrecerle los cuidados necesarios, estos no se van al centro de acogida con una sonrisa...donde esté su madre, por "mala" que sea, que se quite lo demás
Otra cosa es que estas mujeres que he nombrado antes cuiden a los niños como una madre y los quieran como tal, pero para un niño su madre es su madre aunque el niño las quiera con locura.
Recuerdo cuando tenía 10 años y mi madre se quedó embarazada de mi tercer hermano. Pasó un embarazo malísimo, siempre vomitando, siempre de malas ganas tumbada en el sofá. A mi se me caía el alma a los pies. Fué cuando se me abrieron los ojos y vi a mi madre, que hasta entonces era mi salvavidas, mi protectora incondicional, como un ser humano vulnerable que también podía "caer" y a la que yo debía proteger ahora.
Yo nunca he tenido trato con mis abuelos. Los maternos apenas los conocí, y los paternos vivían lejos.
Y desde luego, mi madre es la que siempre me ha cuidado, ayudado y mimado en mis malos momentos de salud.
Nos pedías nuestra opinión y te he dejado la mia jajaja

Lucitris

Anónimo dijo...

Yo sogo pensando que madre no hay más que una. Por mucho que haya abuelos, tíos, nannys, etc, hay momentos importantes en la vida de nuestros nenes en los que necesitan a sus padres. Momentos buenos: cumpleaños, al crecer cuando tengan que celebrar si acaban el bachiller, o la universidad, etc. Momentos malos o simplemente duros: Inicio del cole, estar ingresado en el hospital, etc...

Es cierto que en los tiempos que corren no siempre podemos estar todo el tiempo que querríamos o que ellos nos necesitarían, pero yo creo que en esos momentos importantes, a quien quieren y necesitan a su lado es a los padres.

El Charolito dijo...

Madre no hay más que una... ¡¡¡y a ver quién aguantaba dos!!!
Independientemente de que se pueda desarrollar un enorme cariño hacia la abuela o la nanny, nunca pasan a jugar el papel materno, entiendo yo. La abuela es abuela, y consiente bastante más que una madre. La nanny es la nanny, y antes o después eres consciente de que no manda, sino que cumple órdenes. La madre es esa persona que, pese a que continuamente te regaña y te hce la puñeta (así lo vería un niño), no puedes dejar de querer. Más o menos.

Lamamma dijo...

Pili, en ningún caso me he referido a sustituir a la madre natural. A mí nunca me ha faltado mi madre (y que siga así por muchos años) pero sí establecí una relación paralela con mi abuela igual de fuerte. Dicho sea de paso, también mi tía (prima hermana de mi madre) la tuvo con ella, aunque en su caso sí fue porque su madre murió joven y mi abuela en parte ejerció como tal. Para redondear el cuadro, mi tía, que nunca ha tenido hijos, siempre me ha querido como a una hija.

Veo que no estáis muy de acuerdo pero sigo pensando que las relaciones rara vez se limitan a lo clásico. Y ya no entro en los hijos de homosexuales, que tienen dos papás o dos mamás, o una madre biológica más o menos presente y dos papás, un papá biológico en el mismo caso y dos mamás... lo siento, pero no, me niego a creer que madre (o padre) no hay más que una (o uno) Demasiado simple.

Y para que no queden dudas, mi relación con mi madre es fantástica, no van por ahí los tiros...

espontanea dijo...

Yo tendría dos suegras si no fuera porque la titular falleció hace tiempo. Mi marido pasó media infancia con sus tíos, en el pueblo, mientras sus padres trabajaban de sol a sol durante los veranos. Vivían en un pueblo muy turístico y creo que los únicos ingresos de esa familia venían de ahí.
Tal es la intensidad de la relación con sus tíos, especialmente, con su tía, que cuando tuvimos que elegir dónde vivir, él sólo quería que sus hijos crecieran donde él pasó sus veranos. Hoy en día vivimos a la vera de los tíos, que son tíos-abuelos de mis niñas, aunque la relación es de abuelos, con mayúsculas.
A pesar de que tengo tan presente que existen otros tipos de madres, yo también pienso que una madre es insustituible, a mí, al menos, no me gustaría que nadie ocupara mi puesto junto a mis niñas. Sólo lo admitiría en caso de necesidad. Lo que me sorprende es que a ti te parezca muy bien.

laura dijo...

supongo q depende tb d las circunstancias familiares d cada uno, evidente para el q es hijo adoptivo como dice la mamma d 2 homosexuales, el papel d "mama" lo asume otra persona q se identifica con ese papel,la cuestión es q cada uno tenga claro quien es "su mamá", lo q no m parece lógico es q ese papel lo asuma más d una persona, el comentario d espontanea m ha hecho pensar, y la verdad , mi hija tiene sus tias, sus yayas y todo lo q se tercie, pero creo q los papeles deben estar claros, y yo creo q una tía o una abuela(siempre q tengas a tu lado a mamá)no debería "compartir" ese papel con la madre, bueno, yo soy mamá y compartir mi papel no lo llevaría nada bien.saludos a todas

Lamamma dijo...

Y dale, que no hablo de sustituir, Espontánea. Mi abuela nunca ha sustituído a mi madre. En cuanto a si me parece bien... ¿que mi hija quiera a su abuela como yo he querido a la mía? sí, por supuesto que me parece bien. Ellas ganan mucho y yo no pierdo nada.

CANIZALES dijo...

Saludos desde Colombia!!

Nuevos poemas en:
POEMAS PARA NADIE
http://umbralpoesia.blogspot.com/

Ricardo Canizales

LOLAILO dijo...

Te entiendo perfectamente Lamamma, durante mis primeros años de vida, la q se ocupaba de mi mientras mis padres trabajaban era mi abuela materna. Por eso tenía un vínculo afectivo con ella enorme, y cuando murió, lo pasé muuuuy mal. Mi amor por mi abuela no ha impedido q yo quiera muchísimo a mi madre, y q tengamos una relación madre-hija-amiga y lo q se tercie, inmejorable. Y a mí me encantaría q el día q tenga hijos tengan la misma relación, la misma complicidad y el mismo amor con sus abuelos, igualita a la q yo tuve con abuela.
Nunca te comento, pero siempre te leo Lamamma, desde tu blog de embarazo, escribes genial.

espontanea dijo...

Es cierto, no has hablado de sustituir, soy yo quien, al pensar en “segunda madre” sólo me han venido a la cabeza casos de sustitutas de madres. Por supuesto que se puede querer a alguien tanto como a una madre. En esto de los parentescos hay todo tipo de imposturas ¿quién no tiene alguna tía que no es de su sangre? No, los lazos familiares son complicados y preciosos.

Yo tuve una abuelita, que nunca fue más que abuela, y a la que yo adoraba. Como mis hijas adoran ahora a mi madre. Vivió con nosotros sus últimos años de vida. No lloré su muerte, porque nos dejó mucho antes de morir. Hay cosas que no se pueden decir en un funeral, pero ante gente como tú, que pierde a su anciana abuela en plenitud de facultades, pienso “qué suerte”. El sentimiento de alivio al ver morir a alguien que has querido mucho es algo muy feo.

Pero ese es otro tema.

Seguidores