Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 30 de septiembre de 2008

seeeaaa uuuunaaa veeeeeez...

Me encanta cuando mi hija empieza así sus cuentos, pero sobre todo me encanta descubrir que ya empieza a tener herramientas suficientes para ser ella quien me los cuente a mí. Cuando son cuentos que ya conoce más o menos repite lo que recuerda, aunque también se inventa cosas. Pero lo mejor fue el sábado, cuando estando con ella en el parque decidió que "ahora te sientas tú aquí y yo te cuento un cuento" y empezó a inventarse (con muchos aspavientos) historias rocambolescas en las que me mezclaba alegremente bebés que lloraban, lobos, cerditos, bebés cerditos y mamás. 



Me parece fantástico que ya tenga el suficiente "dominio" del lenguaje para elaborar sus propias historias, que haya desarrollado la imaginación hasta el punto de tomar elementos de su vida cotidiana y mezclarlos a su gusto con los cuentos que le leemos por las noches. 

De verdad, no dejará nunca de sorprenderme el desarrollo de la mente infantil. Los primeros años de vida son auténticamente fascinantes, ¿no os parece? Cómo van evolucionando desde ese estado tan terriblemente dependiente en sus primeros días de vida... 




5 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Cuánta ternura me ha inspirado esta entrada...
Fui muy consciente de mi maternidad desde que se gestó y una de las ideas que siempre he tenido clara es que cada día que pasa ellos se separan un poquito más de nosotras. Es un pensamiento que a veces encoge el corazón, otras entristece, otras genera una nostalgia prematura... pero siempre lo miro en positivo. Es grande verlos crecer y hacerse independientes, ganar posiciones como personas autónomas e interesantes. Nuestro papel es moldearlos adecuadamente para que ese camino sea fructífero y que cuando vuelen del nido tengan las alas suficientemente ejercitadas.

A mí no me gustan los bebés, sólo para achucharlos un poquito. Prefiero mil veces a los niños cuando van creciendo, expresándose, manifestando su personalidad... interactuando de una forma más adulta.

Disfrita estos momentos, Mamma, ¡porque vuelan!

Anónimo dijo...

pues sí, cuando empiezan a parlotear sin parar y a explicar sus cosas mezclando realidad y fantasía son geniales (aunque a veces te frían el cerebro de tanto hablar y tanto preguntar).
Yo no tengo costumbre de contarles un cuento por la noche, solo lo hago de vez en cuando, prefiero contarles cosas de cuando yo era pequeña, o de los abuelos cuando eran pequeños, anécdotas familiares, etc, ¡LES ENCANTA¡ en vez de erasé una vez, le digo, cuando yo era pequeña... bla, bla, bla, . Mi madre los cuida de vez en cuando y si quiere mantenerlos tranquilos nada mejor que contarles batallitas.
Un beso Pili.

BB dijo...

Hola a todas:
Mi peque es un charlatán, y yo, que si acostumbro a leer los cuentos que él me pide, termino siempre con el final que él quiere. Y es que como Sofia, se inventa ya aquellos que ya conoce, adelantándose a los acontecimientos con sus palabras. me encanta que tenga ese poder de razonamiento siendo tan pequeño, aunque reconozco que a veces me deja un poco planchada con esos diálogos que se monta que me resultan más míos que suyos.....NOSOTRAS NO ÉRAMOS ASÍ!!!!! jaja.
Cambio de tema, y asintiendo lo qeu dice miss sybarite, es cierto que según crece, noto que se me escapa, y no quiero. Lo digo ahora pq HOY es su primer día de guardería (hace 3 años en Enero y por ello aún no va al cole), y ahora mismo estoy como si tuviera un exámen en la facultad.....nerviosita perdida. Sé que es una tontería, que es una fase más, pero no puedo evitarlo. Le llevará mi madre, y necesito irle a buscar a la ua cuando salga, quiero verle su carita.....y espero que sea de contento. Tengo miedos que hace mucho no sentía, tontos, dice mi costi, pero soy así. Temo por él, pero reconozco que ésto es solo para mí, yo a él no le trasmito nada de ésto, todo lo contrario, llevo una semana hablándole de la guardería y de lo bien que se lo va a pasar......ESPERO!!!!!
Es una paso más de su vida, que debe transcurrir con normalidad y que YO debo tragarme mis miedos pq él me da mil vueltas en seguridad ante todo. POR FAVOR, POR FAVOR....que le guste.
Ahhhhhh, gracias por mi desahogo.
Besos a todas y perdón por el cambio de tema.

Celia dijo...

Cuando empiezan a hablar con un cierto sentido y son capaces de explicarte cosas son muy divertidos y te lo pasas muy bien con ellos.
Es inevitable que crezcan y que se hagan día a día más independientes. Si es así, podemos tener la certeza como padres de que lo estamos haciendo bien, de que les estamos preparando para ser adultos....

BB tranquila que seguro que tu hijo te sorprende con su capacidad de adaptación! a lo mejor el primer día está más parado porque está en un sitio nuevo, pero enseguida le gustará mucho.

laura dijo...

alaaa no lo han publicado antes!!bueno, resumiendo,q espavilan muy rápido y aprenden a una velocidad d vértigo, con mi hija ya puedo mantener una conversación en castellano y en catalán y se inventa historietas en las 2 lenguas,alguna trola ya le he pillado, espero q no m salga mentirosilla, creo q ahora lo hace como un juego pq se queda mirando con cara d picarona despues d soltar una trola.Hoy le he puesto por primera vez el uniforme, hasta ahora iban en chandal por el calor, y parecía una mujercita!! m gustaría poder protegerla d todo, pero mucho m temo q ya se m empieza a escapar un poquitín, y así es como debe ser, ella sola debe ir aprendiendo a "torear" la vida y a resolver sus pequeños problemas(a nuestra vista pequeños, a la d ellos inmensos).Un saludo a todas.

Seguidores