Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 14 de octubre de 2008

el moderno bebé probeta

Hace ya 30 años que nació en Oldham (Inglaterra) Louise Brown, la primera niña probeta del mundo. Ahora se ha marcado un nuevo hito en la historia médica española. Ha nacido Javier, el primer niño seleccionado genéticamente para curar a su hermano Andrés, de 6 años y afectado de Beta-talasemia major, una anemia congénita severa que hubiera limitado su vida a una treintena de años a lo sumo, y siempre dependiendo de transfusiones continuas.

Agotada la opción del transplante de médula ósea de donante, al no haberse encontrado ninguno compatible con el niño, la aprobación de la nueva ley de reproducción humana asistida abrió un mundo nuevo a los desesperados padres de Andrés. Andalucía, pionera en diagnóstico genético preimplantatario, ofrece este servicio dentro de su sanidad pública (dichosas diferencias entre comunidades, ¿y si el niño hubiera sido aragonés? en cosas tan importantes, ¿no deberían ir todas las comunidades a la par?)

Si recordáis, precisamente la última entrada del blog de terra trataba precisamente de este tema. De sus implicaciones éticas y morales, de lo que podría venir después... no entraré de nuevo en ello, aunque sí quiero remarcar algo que me ha gustado. En alguno de los cuarenta sitios donde he visto hoy la noticia he oído entre las declaraciones de la madre remarcar que querían otro bebé por encima del tema de que fuera a salvar a su hermano. Es obvio que ha sido seleccionado para ello, nadie se va a engañar, pero me parece importante que Javier, como individuo, se sienta querido y deseado por sí mismo y no como tratamiento médico para su hermano, ¿no os parece?

En cualquier caso, mi enhorabuena a la familia por la llegada al mundo de su nuevo miembro, que siempre es motivo de celebración y, no se puede negar, en este caso mucho más, sobre todo sabiendo que todo lo que tiene que hacer el pequeño es donar la sangre de su cordón umbilical. No tendrá que someterse a tratamientos extraños, ni a operaciones, ni a donaciones de otro tipo. Simplemente desprenderse de su cordón umbilical, como cualquier otro bebé.

Los avances de la ciencia son siempre fascinantes, y como todo lo fascinante, puede dar algo de miedo. El desarrollo científico no tiene límites, pero la moral sí, pero la moral es algo tan subjetivo...

10 comentarios:

Miss Sybarite dijo...

Yo creo que es fantástico que haya avances científicos así. Cualquiera que tuviéramos un hijo enfermo querríamos disponer de una vía para salvarlo, la que fuera.

En cuanto al nuevo niño, creo que será tan querido como el otro (las que tenemos más de un hijo sabemos que cada uno es único y no puedes elegir entre ellos) y cómo viva él esto dependerá de cómo se lo transmitan sus padres. Lo normal será que además de notar su amor se sienta importante por haberle dado la vida a su hermano. O al menos así se lo enseñaría a entenderlo yo.

julia dijo...

Hola, soy nueva en este mundo de los blogs, je, llevo leyendo tu blog desde hace tiempito, y ahora es cuando me he animado a crear mi propio blog y comenzar a comentar en los que tantas veces me han hecho sonreir.
Un abrazo y sigue escribiendo.

BB dijo...

Bien por el adelanto de la ciencia...pero como ya dije en tu anterior blog de terra, me da mucho miedo tanto adelanto, y hasta donde será el hombre capaz de llegar. Claro que ahora este bebé no tendrá que sufrir ningun tratamiento puesto que con su cordón vale, pero, y en otros casos????? Puffff, me da, de verdad , mucho miedo. De todas las maneras, en este caso me alegro por esta familia, por el niño que tiene ahora más oportunidades de vivir,y por la nueva vida engendrada, que como has dicho, siempre es alegría.
Besos.

laura dijo...

un niño siempre es motivo d alegría,respecto a como debe llevarlo o como se lo transmitan los padres como ha comentado miss sibarite yo creo q en un caso como este no es necesario explicar nada, al menos mientras sea un niño,m explico, sería diferente si tuviera q pasar por quirófano y todo eso ,pero si como dice lamamma sólo tiene q desprenderse d su cordón como cualquier recien nacido,yo creo q ahora no es necesario decirle ni transmitirle nada,´sólo decirle q su hermano está enfermo y q necesita d cuidados especiales.Primero pq no va a entender nada y segundo pq un niño podría malinterpretarlo y sentirse como apuntaba lamamma como un tratamiento médico para su hermano.Cuando uno es mayor y sabe lo q son los hijos ya sabe q todos son iguales y q los queremos por igual.Esto d los avances médicos lo veo muy esperanzador pero es verdad q a veces da un poco d miedo o incluso resulta ridículo,es como cuando revistas como en el"muy interesante" saca en portada q vamos a vivir 120 años!!,q lo veo genial si hasta los 80 o 90 voy a estar "hecho un chaval" pero si d esos 120 tengo q pasar 40 como una ancianita achacosa no se si no prefiero dejar estar según q avances médicos para el q los quiera,la calidad d vida debería primar por encima d la cantidad d años q vamos a pasar en este mundo.saludos a todas.

El Charolito dijo...

Este tema me genera división de opiniones en mi interior. Por un lado, no me parece mla lo de este niño, y creo que es un avance positivo y un bonito regalo el que hará a su hermano.
Por otro, me da miedo que esto sea el bonito envoltorio con el que los científicos nos vayan a "colar" las bondades de la selección genética. Y ahí sí que no, porque los avances científicos a veces necesitan ser acotados.
Me generó mucho desasosiego ver "Gatacca" y un futuro en el que sólo los seleccionados tenían derecho a vivir bien, mientras los generados por sus padres haciendo el amor eran unos parias porque no eran perfectos y podían tener enfermedades.
O sea, sí pero no porque eso.

MediaBaldosa dijo...

El avance científico es bueno o malo según la aplicación que le demos. Afortunadamente, tenemos leyes que regulan casi todo. Esperemos que nuestro código ético no nos traicione y siempre vaya todo bien. Yo, desde luego, confío en que los avances cientificos son casi siempre bien empleados, y ésto me da esperanza en el futuro. Por cierto ¡soy nueva!. Me encanta tu blog.

Treintañera dijo...

La moral te la crea la sociedad y la época en la nos toca vivir y sino que se lo cuenten a la inquisición, las tranfusiones sanguinias que hasta bien poco eran tabú, los trasplantes...Menos mal que vamos evolucionando y permitiendo que milagros como estos se den y se sigan dando. Seguro que Dios lo querría.

Lamamma dijo...

Pues no sé, preguntáselo a los obispos, que andan en pie de guerra con este tema...

julia dijo...

Te he dejado un premio en el blog jeje...Un besazo.

MENINA dijo...

Estuve leyendo articulo el otro día sobre este tema, comentaban que no han tenido ningún otro hijo por miedo a que heredara la misma enfermedad que su pequeño. Tener que hacer transfusiones cada tres días es muy duro, y mas para un niño de tres años, y si no que se lo pregunten a cualquiera que tenga que ir a hacer diálisis.

Si Puedes tener la alegría de aumentar la familia, con un hijo deseadísimo y aparte te aseguras que no va a sufrir esa maldita enfermedad, yo creo que cualquiera que sea padre optaría por esa medida. A nadie le gusta ver sufrir a sus hijos, si con un simple constipado ya sufrimos al ver que nuestros bebés no pueden respirar bien, puede alguien imaginarse el sufrimiento de una madre con un hijo con la enfermedad que tiene el pequeño Andrés??

No merece este niño un respiro en su vida??

Seguidores