Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

jueves, 12 de noviembre de 2009

Publicidad encubierta

O descubierta, puesto que lo anuncio a bombo y platillo hasta en el título, pero es que me ocurren dos cosas (o más) me acabo de dar cuenta de que llevo demasiados días sin escribir y ¡eso no puede ser!, a continuación me he dado cuenta de que no tenía ni idea de sobre qué escribir, ¡desastre total! así que pensando, pensando, he caído en contaros que esta noche, pasmaros todas, ¡voy a tener vida social! no, no, no me miréis así, que de verdad que lo mío es de pena. Desde que soy madre mi agenda privada le daría pena a cualquier ermitaño. El caso es que sí, mira, esta noche estoy invitada a la presentación de un libro (y ahora que caigo, mañana tengo otro acto interesante... madre mía, ¡qué overdose!)

A lo que iba, que aprovecho la circunstancia para hacerle publicidad a mi (fardemos un poco) "amigo" David Lozano, a quien quizás conozcáis por haber sido en 2006 el ganador del premio de literatura juvenil Gran Angular por su libro "Donde surgen las sombras", o quizás más bien por su famosa trilogía "La Puerta Oscura", de la que esta noche se presenta la tercera y última novela: "Réquiem"



En realidad es amigo de mi marido, pero bueno, ya sabéis, por mimetismo me lo acoplo, aunque os confesaré que guardo con él una cierta ambivalencia... es un chico majísimo, escribe fenomenal, y lo que le queda, porque viendo la progresión que ha llevado, y la que promete, hacedme caso, este chico dará que hablar. Me encanta sobre todo esta última trilogía y hasta ha conseguido que YO me compre todos los días el Heraldo de Aragón para seguir su relato por entregas, pero no puedo evitar cierta envidia (todo lo sana que ésta puede ser, pero envidia al fin y al cabo) porque ¡está viviendo mis sueños! joooooo, ¡yo también quiero poder vivir del cuento como él!

En fin, que esta noche tenemos presentación nada menos que en el Palacio de Sástago, edificio que de siempre me ha fascinado y estoy como niña con zapatos nuevos. Lo que hace la falta de vida social, ¿eh? la presentación de una novela juvenil y yo como si estuviera invitada a los premios Planeta... ays... qué vida tan aburrida la mía...

7 comentarios:

Uma dijo...

¡¡que bien!!
uno de los motivos por el que me vine a vivir a Madrid fue porque podria tener mas acceso a este tipo de eventos...la verdad es que al final vivo en mi barrio y ni me entero de esas cosas, las hay que no estamos preparadas para vivir en la urbe... aprovecha tu presentación y disfruta...

BET dijo...

Hola Lammama, que ilusión ir a la presentación de un libro ! y más cuando el escritor es un amigo !

Pasmada me he quedado al saber que existe en Zaragoza un Palacio de Sástago, parte de mi familia paterna viven en Sástago ! y yo sin saberlo ... lo que se aprende blogeando...

Espero que disfrutes mucho del evento !

Besos !

misteriosa dijo...

me parece maravilloso, además leer es una afición fantástica!!! Que disfrutes de tu vida social (desde que soy madre la mía tb es de pena)

Tita dijo...

Uauuuu, Lamamma ¡qué suerte! y te lo digo con la boca abierta y envidosa total, te lo prometo que no soy irónica ni nada de eso.

¿Tú sabes con qué me entretengo yo ahora y disfruto muchísimo?

Yendo a la compra YO SOLA, y relajandome leyendo etiquetas, y comparando, y hablando con el carnicero y quien se tercie, cuando antes era una paliza ir a la compra. Ahora lo uso como "vía de breve escape justificado"


Esta es mi vida social

jajajajaj ¡besos!

Celia dijo...

Cómo te entiendo!!! disfruta de la presentación del libro...

Mi vida social, sobre todo, la nocturna es escasa...me voy de cena con amigas cada cuatro o cinco meses, y me toca mañana!!

sara dijo...

Pues si, no me extraña que estés como niña con zapatos nuevos, cuando se es madre de niños tan pequeños como los nuestros, 5 y 2 años en mi caso, la vida social se esfuma...
Por suerte nosotros un sábado al mes lo dedicamos a salir ya sea solos o con amigos, aprovechando algún fin de semana que mi hijo esté con su padre, y que la niña se pueda quedar con mi madre... Para nosotros es una válvula de escape, aprovechamos esa tarde-noche un montón...cine..., cenita... y si se tercia baile, y depúés a dormir.... sin ninguna interrupción.
Besos Sara

elena dijo...

Me muero de la envidiaaaaa... mi vida social se reduce a la charleta con las madres de los amigos de mi hija a la entrada o salida del cole, o si me puedo permitir el lujo de quedarme un rato en el parque mientras juegan.
Incluso mi última vida social del estilo de la tuya que fue la entrega del premio de fotografia de mi costi en Madrid, como tuvimos que ir con niña y mi marido tenia que saludar a mil y un amigos... en realidad me limité a ser la niñera y poco más.

PUF.

Espero que disfrutaras mucho.

Seguidores