Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

lunes, 16 de noviembre de 2009

De porqué el comunismo no funciona

Y mira que en teoría tiene algunos puntos interesantes, no digo que no... pero eso, en teoría... y ¿por qué? y sobre todo, os preguntaréis... ¿y eso qué tiene que ver con Mamá a Bordo? pues os lo explico:

¿Habéis pensado alguna vez en contar cuántas veces al día dice vuestr@ hij@ "¡ES MÍO!" si está claro... en la naturaleza del ser humano está grabado a fuego el derecho/deseo de la propiedad privada. Imposible que un sistema comunista funcione.

Ahora en serio, va por etapas, es cierto. Y Guille está pasando por la etapa capitalista por excelencia. Esta mañana hemos tenido una divertida discusión a propósito de dos peluches. El héroe de la familia: Totoro (el personaje de la foto aquí abajo) y un perrito. Totoro es de Sofía. De hecho se lo regaló Guille cuando nació, aunque claro, él no era consciente de ese detalle, pero algun@s recordaréis que, en aras de una mejor recepción del nuevo ser que venía a perturbar la privilegiada vida de la hasta entonces hija única, pensamos que el bebé llegara a casa con un regalito para su hermana mayor. En fin, que me lío. El caso es que Guille insistía en que los dos peluches son suyos. Y yo que no, que Totoro es de la tata y el perrito mío (es cierto, es una larga historia pero me lo regalaron a mí mucho antes de que incluso Sofía hubiera nacido así que ES MÍO... ¿veís? el comunismo es imposible) Total, que entre risas (menos mal que le ha dado por ahí) nos hemos pegado un buen rato que no, que es mío, jajajaja, ¡no! ¡mío! Os dejo la ardua tarea de decidir quién es más crío de los dos, si el niño o la mamá, jajajaja.

Y mientras os lo pensáis, aprovecho la coyuntura para recomendaros a l@s de Madrid y Barcelona, ya que en el resto de España por lo visto no tenemos derechos, que aprovechéis que han decidido distribuir por fin (después de una veintena de años nada menos) la peli "Mi vecino Totoro" en cines. De verdad, no dejéis de verla. Aún no he conocido a nadie, ni grande ni chico, que la haya visto y no le haya gustado, es... es... yo qué sé... una peli infantil de verdad, pero además de las que dejan obnubilados a los mayores. Sólo os digo que nosotros estamos pensando en ir a ver a la familia de Madrid... ejem...

Uy, cómo se me ha ido el tema, ¿no?

7 comentarios:

Uma dijo...

Mi vecino Totoro?
Tomo nota..

Eva dijo...

Ja,ja,ja, no sabes como me tranquilizas, y nosotros que no sabíamos de dónde venía el capitalismo salvaje del mío ¿ y eso cuando se pasa?

Me apunto la peli, gracias.

BB dijo...

Vaya, y menos mal que es por un muñeco, pq mi peque está en la fase de que 'soy suya', y solo suya. No puede ver que su papá se acerque a mi, ya que le pertenezco solo a él. Pero además convencido y con artes de guerra si es necesario. Hasta me ha propuesto cambiar de papá pq éste no le gusta. Ya le dije, espera, que cuando llegue el catálogo de invierno de papás de temporada escogemos uno, vale???? jaja. Pues ahí andamos, en la etapa de mamitis aguda donde sé a ciencia cierta que el papá no lo está pasando muy bien. Pero.....ya sé que es una etapa en la que en breve mamá quedará a un lado por fútbol, tenis, coches o cualquier menester que se precie de 'chicos'.
Besos. BB.

Elena-Z dijo...

Jjaajajja... BB.. yo estoy igual... solo que sin marido. Mi marido no es mi marido, es el marido de mi hija. Cuando yo digo "mi marido" Sara dice: NOOOOO es MI marido.
Y bueno... yo ya hace tiempo que me he quedado sin perritos, sin peluches, sin muñecas de la infancia, sin bolígrafos, sin foulares, sin maquillaje... ¿quereis que siga?

De todos modos, estas pequeñas anécdotas a mí me hacen gracia, no me preocupan. Me fastidia más cuando ese "es mío" procede del hecho de que otro niño no deje por sistema sus juguetes, y entonces mi hija que siempre deja sus cosas, decida imitarle. Y no deje sus juguetes o no comparta sus chuches. Eso sí me duele... es como si fuera "la forma infantil de las malas compañías..." no sé si me explico...

Elena-Z

bubbles&creams dijo...

me encanta la idea del bebé que viene con un regalo para el rey "destronado"!!!:)

BET dijo...

Hola Lammama, me apunto la peli, este verano fuimos al cine con mis niñas por primera vez y como nos lo pasamos tan bien, queremos repetir !

Por cierto, que tal fue la presentación del libro ?

Besos.Bet

laura dijo...

primera noticia d totoro,a este no lo conocía, m lo apunto,parecen del mismo estilo q heidi y marcos.Muy buena idea esa d q el hermanito traiga un regalito con él,lástima q a veces el "q trae el regalo"no lo tenga tan claro jaja.Como son!!besitos varios

Seguidores