Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

domingo, 13 de julio de 2008

Hemos vuelto

Y sí, nos fuimos cuatro y hemos vuelto sólo tres. Sofía ha hecho un amago de puchero cuando nos hemos despedido pero su abuelo le ha propuesto sacar a pasear a su bebé y se han ido tan contentos con el muñeco en la sillita a los columpios y ha pasado de nosotros. Cuando hemos llegado a Zaragoza hemos llamado y estaba la tía tan feliz. De momento todo va bien.



La verdad es que con su abuela se apaña muy bien. Como ella y mi padre son los que más la han cuidado desde chiquitita les tiene adoración, y a mi suegro como le hace todas las tonterías que quiere y la lleva al carrusel, y al bar a tomar un cola cao, y le enseña a bailar y yo qué sé cuántas cosas, pues se lo pasa pipa con él...



De paso hemos aprovechado para cambiar por fin de cuarto a Guille, que ya es hora de que salga del nuestro, pero como todavía se despierta al menos una vez casi todas las noches, pues claro, tampoco es plan de que despierte a su hermana (para quien no lo sepa, les toca compartir cuarto por ahora) A ver qué pasa cuando vuelva Sofía... ella en principio tiene muchas ganas de que su tato duerma con ella así que por ahí no me preocupa, pero claro, si sigue despertándose... en fin, por ahora al menos disfrutaremos de unos días de recuperada libertad. Parece tontería pero ahora algo tan simple como encender la luz por la mañana para buscar la ropa y vestirme en mi propia habitación me parece un lujo.

En fin, os dejo que me espera una semana dura... volveré en cuanto pueda.

7 comentarios:

turuleta dijo...

Bueno pues parece que lo has llevado bastante bien no? se te ve un poco triste, por un lado, y agradecida por otro de poder recuperar algo de la intimidad de tu habitación. Asi que el balance yo creo que ha sido bastante bueno no? Sofía por lo que dices va a disfrutar mucho y no tengas pena pensando que no te echará de menos porque seguro que lo hará y le encantará volver a la rutina de su casa, aunque con algún cambio.
saludos turuleta.

Sara dijo...

Mucho mejor que se haya quedado tranquila y feliz con sus abuelos, aunque a las "mamás" siempre nos queda la espinilla de ver que pueden estar sin nosotras tan ricamente.

Tienes razón, uno no sabe el lujo que supone vestirse con luz, recuperar la intimidad de tu habitación, hasta que tienes un bebé y comparte cuarto contigo, actuas como un auténtico ladrón en tu propia habitación. Nosotros a la pequeña en la casa nueva la pusimos en un vestidor anexo a nuestro cuarto, y aunque es como si durmiera con nosotros, es mejor que con el mayor, que lo teníamos en el mismo cuarto, y nos impedía hasta movernos en la cama.

Supongo que Sofía se alegrará mucho cuando pases a Gille a su cuarto, Jesús está loco por que Lucía duerma con él. Como Lucía solo tiene siete meses por ahora continuará en el vestidor reconvertido en cuarto infantil (y que mono nos quedo aunque esté mal que yo lo diga), y en principio nosotros queríamos pasarla cuando cumpliera un año a su propia habitación, actual despacho de mi pareja, y reducir el despacho a una mesa de ordenador ubicada en nuestro cuarto que es bastante grande, y hoy día con los portátiles tampoco es mayor problema ponerse en un sitio o en otro, pero Jesús está tan ilusionado con que su hermana duerma con él, que nos lo tendremos que plantear como una posible medida temporal, aunque no nos guste mucho, y eso porque Jesús duerme regular, mientras que Lu duerme fenomenal. Bueno, bueno, que dilemas tenemos a veces las madres para hacer felices a todos.

Animo en tu estancia sin tu hija, los días pasan rápido, y pronto la tendrás en casa

BKSPILI dijo...

Hola la mamma, todavía no había dejado ningún comentario en tu nueva casita, aunque reconozco que sí te he leído. Me parece encantaddora y muy acogedora.
En cuanto al tema de hoy me alegro que sofía se haya quedado tan ricamente con los abuelos, seguro que le vendrá genial y volverá del pueblo con montones de noticias y anécdotas. Para vosotros también será genial, sobre todo por recuperar la intimidad de vuestra habitación y por tener un poco más de tiempo para los dos.
La primera vez que nos separamos de los hijos es dura, yo creo que más para los padres que para los hijos, pero los reencuentros son geniales.
Aprovecha los días que pasan volando.
BKSPILI

Elena-Z dijo...

Te entiendo perfectamente. Yo saqué a Sara de nuestra habitación a los tres meses, y sentí unos remordimientos terribles al ver que no solo no la echaba de menos, sino que me sentía liberada. El poder encender la luz, tener espacio para vestirme, no tener que salir de puntillas al baño a media noche... puffff...

En cuanto a Sofia, me alegro que se haya quedado tan contenta. Los abuelos la van a consentir un montón, y asi vosotros también podreis llevar un ritmo pelin más relajado.

Elena-Z

lina dijo...

BUENO UNA COSITA RAPIDA QUE TENGO MUCHO TRABAJO.¡¡¡¡HE ESTADO EN TU TIERRA¡¡¡¡¡, que calor, dios mio, crei derretirme, pero me lo he pasado genial, los maños sois de lo mas amable, de verdad,, la expo estupenda y la pilarica pequeña, esque yo buscaba una imagen mas grande, pero todo muy bien, solo una cosita con los chinos que ya te la contare otro dia.

LAMAÑA dijo...

HOLA. ME HE INCORPORADO HACE MUY POCO Y HE EMPEZADO A LEER TUS ARTICULOS. ME PRESENTO. SOY DE ZARAGOZA, SOY MAMA DE UNA NIÑA QUE TIENE TRES AÑOS Y OPOSITORA, ESPERO QUE POR POCO, PORQUE ESPERO APROBAR ESTE AÑO¡¡¡.
BUENO ESPERO LEERTE DE NUEVO. UN SALUDO MUY FUERTE.

Celia dijo...

Hola. Ya te tengo fichada en tu nueva ubicación!!! Respecto a lo de quedarse con los abuelos... a mí me parece muy bien. Mi hija también se ha quedado unos días con mi madre (en mi caso he tenido que irme por motivos laborales) y se lo ha pasado en grande, vamos que ni se acordaba de nosotros. Eso sí, desde que he vuelto tiene "mamitis" no se separa de mí ni un segundo! pero eso es normal... necesita unos días para saber que no me voy a ir otra vez. De hecho, yo misma cuando era pequeña pasaba mes y medio con mis abuelos y eso me ha permitido tener una relación muy especial y bonita con ellos y nunca me sentí "abandonada" por mis padres....

Seguidores