Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

domingo, 23 de junio de 2013

De pelis infantiles, de monstruos y de brillantes equipos

Después de sufrir una aplastante derrota en la bolera frente a nuestros hijos, maridín y yo hemos decidido premiarnos con una peli infantil. Sí, sí, premiarnos nosotros, habéis leído bien. Los niños se lo han pasado pipa por supuesto, pero si yo he sido siempre fan fatal de los dibus, desde que Pixar despegó a lo grande con Toy Story, estoy deseando que saquen la peli de turno para llevar a mis niños. Creo que nadie puede negar que Pixar nos ha obligado a ver el cine infantil de otra manera. Sus pelis, sin dejar de ser divertidísimas para los peques, tienen siempre un algo especial que las hacen interesantes para los adultos. También son especialistas en cargarse eso tan manido de que "segundas partes nunca fueron buenas": la saga de Toy Story es genial (pasaremos por alto la ida de olla de Cars 2) La precuela de una PELÍCULA, así con mayúsculas como Monsters podía dar cierto miedo, sin embargo.


Pues bien, fuera miedos. Desde el punto de vista infantil es divertidísima, con dos o tres de esos momentos en que las carcajadas de tu hijo, sentado justo al lado, no te dejan oir la peli. Y desde el punto de vista adulto, bueno, no es ningún tema súper original, pero como coaching personal no tiene precio y como curso de gestión de equipos no le vendría mal a más de uno que he conocido yo en mi vida laboral. Cómo sacar lo mejor de tu equipo, por muy malo que parezca. Por qué el trabajo en equipo (pero de verdad) es mucho más rentable que la suma de trabajos individuales. La importancia de valorar correctamente a cada persona, y a uno mismo. Porque es verdad que con esfuerzo y tesón se pueden lograr muchas cosas, que no hay que rendirse cuando se desea algo, pero no deja de ser cierto que todos no valemos para las mismas cosas y a veces es mejor reorientar nuestro camino que empecinarnos en conseguir algo para lo que, por mucho que nos esforcemos, lo cierto es que no valemos. La importancia pues de autoanalizarnos con objetividad, conocer por supuesto nuestros puntos fuertes, pero también nuestras debilidades, que las tenemos, y ya se sabe, regla número 1: conoce a tu enemigo. Y conocer de igual modo a nuestro equipo, si lo tenemos.

Alguien a quien he conocido hace poco twiteaba que "Básicamente liderar es rodearte de personas mejores que tú y trabajar duro para estar a su altura. "   La frasecita de marras me dio que pensar. No estoy cien por cien de acuerdo con ella pero aún con todo me gusta. Me gusta la perspectiva de no tener miedo a tener gente mejor que tú en tu equipo, tan alejada de esa tendencia al parecer tan nuestra de rodearte de mediocres para que no te hagan sombra (brillante estrategia, sí, así nos va) Sin embargo, para mí liderar es sobre todo conocer muy bien a los miembros de tu equipo, procurar que sean muy distintos entre sí, buscar cómo aprovechar las sinergias entre ellos, cómo ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos, individualmente y en conjunto. Yo creo que lo que mejor muestra Monstruos University es cómo uniendo a dos personas (o más) que no son demasiado buenas en lo suyo puedes conseguir un equipo de auténtico lujo. Así que quizás no haga falta rodearte de gente muy brillante. Todos somos especialmente buenos en algo, lo difícil es encontrar ese algo y potenciarlo. Y más aún combinarlo con lo que hace especialmente bueno al de al lado. Ah, ya, nadie dijo que crear un súper equipo fuera fácil...

Pero me estoy yendo del tema, o no, no sé muy bien cuál era el tema de este blog... ¿las pelis de dibujos? ¡qué distintas unas de otras, ¿no?! La evolución de Disney, con todo lo que la factoría supuso en sus inicios, la entrada de Pixar en el mercado, con su tecnología punta pero sobre todo con su filosofía tan propia. En fin, que me encantan los dibujos animados y para mí es un auténtico placer llevar a mis hijos al cine. Por supuesto no todas las pelis valen lo que cuestan pero por suerte tenemos auténticas joyas también en esta categoría del séptimo arte. ¿No os parece? ¿Alguien en la sala piensa que los dibujos animados son sólo para niños? 

3 comentarios:

Elena-Z dijo...

Hija, has vuelto con fuerza... Así me gusta... Pero es que llevo unos cuantos de tus post que mi respuesta daría para un par de post en mi blog... jajajaja... Y no tengo tiempooooo...

Asi que me centro en el meollo de la cuestión y abrevio en el resto...

Pelis de dibujos... me costó años ver Toy Story, Monstruos SA, Cars, Hormigas... No me hables de Pixar o de... no me acuerdo como se llama la otra... yo no distingo.. Pero reconozco que ahora mismo hacen películas para niños que son también para mayores. Todo depende de cómo lo mires, o en qué estás pensando, o en "cuanto llevas vivido"...

Como te he puesto en el face, mi plan madre-hija cuando acabe las rentas es precisamente ir a ver esta peli.

Eso sí... frente a ciertas joyas de los dibujos... se siguen fabricando auténticos bodrios centrados en la risa fácil y fondo idiota que... en fin.

En cuanto al otro tema que comentabas... da para varios post... jajaja... espero que lo retomes...

Corriendo sin zapatillas dijo...

No cabe duda que algunas pelis de dibujos animados recalan más en los adultos que en los niños. Solo hay que pensar en UP y esa maravillosa historia de amor, fiel reflejo de lo que deber ser el matrimonio, o Fantasía.
La Princesa no es muy cinéfila que digamos. Pero está deseando ver esta peli. Así que iremos pronto porque, la verdad, promete.

¡¡Feliz día!!

Sergio DS dijo...

En esta ocasión no he ido a verla, fue mi hija con su madre y salieron encantadas, impecablemente hecha y como siempre con lecturas de las que aprender.

Seguidores