Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

viernes, 31 de diciembre de 2010

Un clásico de estas fechas

Bueno, pues ya estamos finiquitando otro año más. Y yo sin hacer balance ni buenos propósitos... ¡este año casi me pilla el toro!

"Balanceemos" pues. Veamos, el año 2010 prometía ser muy bueno. Lo empecé con un proyecto empresarial a punto de caramelo, feliz como una perdiz (suponiendo que las perdices lo sean, más allá de la rima fácil) y con grandes expectativas. Demasiado grandes quizás. Acaba sin embargo con un miembro menos en la familia, con la empresa cerrada y eso sí, ilusiones renovadas (renovarse o morir, ¿no?) Tengo nuevas ideas en mente, un proyecto lanzado a ver si encuentra eco y la esperanza de que para las próximas navidades seamos alguno más (¡sobrinos! ¡hablo de sobrinos! que nadie se me embale)

Como sabéis, para el verano me cayó encima sin previo aviso una especie de prematura "crisis de los cuarenta" que me hizo incluso apuntarme a un gimnasio. Lo más sorprendente sin embargo es que me gustó el invento. Y he seguido yendo. Vale, con una constancia un tanto irregular pero me gusta y voy, que ya es mucho. Y es más, pienso seguir yendo durante el próximo año.



Y con esto enlazo con mis propósitos para el año entrante. Básicamente tienen que ver (para variar) con mi búsqueda constante del equilibrio, este año específicamente basado en el clásico "mens sana in corpore sano" Luego:

Mis propósitos de año nuevo (sí, esos que nunca se cumplen):

número uno: perder de una vez todas esos 10 kilos que me sobran (más o menos)

nummer zwei: recuperar mi perdidísimo alemán

número tres: volver a trabajar

Creo que con esto ya tengo trabajo para todo el año. Y encima como soy tan pava de publicarlos aquí, a final de 2011 podré volver atrás y arrepentirme de lo escrito. Lo que me recuerda que probablemente hiciera algo parecido el año pasado... voy a ver...

Entre tanto, os dejo por aquí mis mejores deseos para el año 2011 y que la próxima nochevieja podamos despedir con una sonrisa un año lleno de satisfacciones.

11 comentarios:

Lamamma dijo...

ah, pues no, el año pasado no publiqué lista de buenos propósitos (estuve más espabilada que éste...) sí he visto los de 2008 y no, tampoco los cumplí.

Ellyllon dijo...

Yo es que no hago listas...
Voy haciendo conforme voy pudiendo, y este año con una niña pequeña por aquí, no me queda otra jejejejejeje

Un besazo y feliz entrada de año.
Elly

Pd.- dichosa tú que lo pasas bien en el gimnasio...

M Luz dijo...

Feliz 2011 guapa!! yo nunca hago listas de propósitos ¿¿??

Tita dijo...

Cumplidos o no ¿acaso no es lo importante la capacidad de proyectar y soñar?

¡Es genial!

Feliz, feliz 2011

misteriosa dijo...

Te deseo lo mejor en ese proyecto que anuncias. Dicen que el que sigue lo consigue, así que te veo triunfando chica.

¡Feliz 2011!

BB dijo...

FELIZ 2011 y mi mayor deseo para este año, que pueda seguir leyéndote, lo que significa que estoy viva. pido salud para los mios y para mi. Deseo un año tranquilo a este respecto. Y lo mejor para ti, Lamamma.
Bs. BB

Mi mundo es sonido dijo...

Yo tampoco cumplo ningún propósito por eso ya he desistido de hacerlo jejejeje.

Feliz año nuevo!!

Uma dijo...

Pues espero que se cumplan tus deseos y propósitos! besos y feliz 2011

ODRY dijo...

Los deseos se cumple, si nosotros les ponemos muchas ganas y les ayudamos a encaminarse, ¡Claro!

Un besazo.

laura dijo...

Feliz 2011 a todas y q se cumplan todas vuestras ilusiones y proyectos!!besos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Seguidores