Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

lunes, 17 de mayo de 2010

Gente sin complejos

Hace unos días vi una imagen curiosa por la calle. Una chica jovencilla con algo más que sobrepeso, embutida cual butifarra de Vic en unos pantalones súper ceñidos (hasta aquí la de aquel) y una camisetita de tirantes (llevaba algo encima pero ligerito, como si no...) Os imagináis, ¿no? entre el pantalón apretando la cintura y la camiseta pegadita a la piel, los rollos de michelines que salían por todas partes daban hasta miedo. Aparte de esto, la tía iba pintada como una puerta pero esa es otra historia.

Y a raíz de eso pensé dos cosas. La primera, cómo no... "¿ande va esa con esas pintas?, ¿la habrá vestido su peor enemigo?" Y luego... "'leches... ¿y por qué no va poder vestirse como le dé la gana?" esto es como ir a la playa con bikini... ¿qué pasa? ¿que solo tienen derecho a hacerlo las flacas? ¿y el top less? ¿es sólo las que tengan una talla 95 en perfecto estado de erguidez? (sí, me acabo de inventar el palabro, pero me ha apetecido, pido perdón públicamente a los señores académicos de la lengua por mis lucimientos de hoy)

El caso es que yo siempre he tenido esa dualidad, ¿sabéis? por una parte valoro mucho el conocerse a uno mismo, físicamente hablando, saber qué tipo de ropa te sienta mejor, qué ponerte para resaltar tus puntos fuertes y disimular los débiles, con qué te ves más guapa... y por otra, esos momentos "paso de todo" en que te pones lo que te apetece te siente como te siente y vas luciendo el rollito de la cintura con la mayor de las pachorras (o te plantas el bikini porque si, porque te apetece que te de el sol en la tripilla o tripota)

¿Se trata de confianza en una misma? de nuevo dualidad. Porque si tienes mucha confianza en ti misma, indudablemente te pones lo que quieres y te importa un bledo lo que piensen los demás, pero por otro lado... ¿no ayuda verte bien a tener esa confianza? entonces... ¿no tendremos mayor autoconfianza cuanto mejor nos conozcamos y sepamos sacar partido? Estoy segura de que todas conocemos gordas gordísimas que van siempre guapísimas y comiéndose el mundo y chicas con un tipazo espectacular que parece que se esconden detrás de ropa espantosa...

Pero detrás de todo, una pregunta latente... ¿tanta importancia tiene la dichosa imagen? la pregunta es un poco tonta, la respuesta es obviamente sí, pero se aceptan todo tipo de comentarios al respecto...

10 comentarios:

Elena-Z dijo...

Espera, que me recuesto en el diván y te cuento mi vida...

Yo siempre he tenido un complejo salvaje por mi imagen. Actualmente tengo sobrepeso, más del habitual en mí. Asi que sé que me ponga lo que me ponga no voy estar "ni medio lo bien que yo quisiera". No creo que sea falta de seguridad en mí misma, sino más bien ser realista.

Sin embargo, si me paro a pensar... es que yo siempre me he visto gorda. Incluso cuando no lo era. MIro mis fotos, y yo recuerdo que a los 11 años ya me veía gorda. Y miro mis fotos de cuando tenía 11 años... y yo no era gorda. Era más bajita que mis amigas, sí, pero no una barbaridad. Y tenia minicaderas, minipecho... mientras que ellas tardaron mucho en desarrollar. Y yo veía como gordura lo que no lo era, en realidad.
Avanzo... 17 años, recuerdo que me veía hipermegagorda. MIro mis fotos, de nuevo. No estaba gorda. Seguía siendo más bajita que mis amigas, pero no gorda. Me miro y no estaba gorda en absoluto, y no creo que lleva más que una talla más que ellas, a las que veía guapisimas, lindisimas, y que lucían el biquini genial mientras yo me ponía un bañador con una camiseta larga encima no fuera que se me viera la celulitis...

Y así, con ese espíritu de gorda interior, he llegado a mi actual estado de gorda exterior.

Y sí, seguramente, lo mío fuera falta de confianza en mi misma. SI yo por aquel entonces no me hubiera visto así, seguro que me hubiera atrevido con el biquini, y quizá no me hubiera visto así. No sé.

Claro que ciertos comentarios de dependientas de tienda... con 11 años... "aqui no hay talla para tí, es que con esas caderitas las faldas de pliegues de tu talla te van a quedar fatal" o "tendrás que irte a la planta de señoras, en la infantil no hay nada que te valga"... eso derrumba la confianza en si misma de la más pintada...

Que la imagen es importante, por supueto que lo es. Y quien diga lo contrario, miente. Socialmente, es así.

Y dejo de escribir ya porque tengo prisa, que sino... te dejo un comentario más largo que tu post...ajjajaja

Elena-Z

M Luz dijo...

Sinceramente, y siempre lo he dicho, yo envidio a estas personas que visten sin complejos, así porque sí, porque le gusta esa ropa le quede como le quede. Sin embargo yo soy muy "recatada" a la hora de vestir. Siempre miro que esto me tape la tripa, que no me haga las piernas gordas, que no se me vea mucho pecho (intento comprarme siempre camisas que no tengan bolsillitos delanteros en estas partes tan "salientes") etc, etc...y bueno, no veas mi eterno sufrimiento con el uniforme del trabajo, que parezco Lara Croft con esa camiseta negra marcando todo el "pechamen", y lo peor el dichoso mandil, que si me lo ato a la cintura queda cateto y me hace mucho más gorda y si me lo ato a las caderas, casi no me da de si la atadura uffffffff
Es algo que lo tengo muy metido que creo que jamás me lo podré quitar

Ellyllon dijo...

Las cosas tienen la importancia que tú quieras darles.
Es evidente que las cosas entran por la vista, pero si no te quedas en la superficie...

En fin. Que de verdad que esas personas que se atreven con todo tienen que tener mucho amor propio.
Y por lo menos sabrán que quienes se les acercan, lo hacen por ser ellos mismos.
Porque paletas que saben vestirse (y ya da igual si les favorece o no) las hay gordas y delgadas.

Besicos de una gorda.
Elly

Ellyllon dijo...

... paletas que NO saben vestirse...

En fin, que las prisas no son buenas.

Besicos
Elly

Pd.- por cierto, coincido en las palabras de Elena-Z cuando hablaba de que de niña se veía gorda sin serlo. En el viaje de estudios de 8º me sentía foca total y no, no estaba gorda.

Turuleta dijo...

Elena-Z parece que hubieras descrito mi infancia-Adolescenciay ahora de adulta.. siempre me he visto gorda...y no lo estaba..cosa que ahora sí y ya paso de luchar!!
Es increíble como lo que te rodea puede influirte tanto...y en cambio ahora que sí que estoy gorda, tengo amigas que me dicen que vale tendré sobrepeso pero que no exagere, que si soy guapa que si tengo esto bonito y lo otro y en cambio antes que era una monada de niña...nadie me decía nada! al contrario..ir a comprar ropa era horrible!! a mis amigas casi anoréxicas le entraba toda la ropa y a mi no!! y yo veo fotos y de gorda nada!
Y voy yo ahora y me compro (más o menos) lo que quiero...
El mundo al reveés.
Y sí, el físico es muy importante, pero un físico sin salud....

BB dijo...

Casi todo el mundo, por no decir todo, está pendiente de su físico. Cierto es, que unos en mayor medida que otros, pero al fin y al cabo, es importante en la sociedad en la que vivimos, y el que diga que no se fija en como va ese o aquel, miente.
Nos choca ver una chica/o con sobrepeso vistiendo de ciertas maneras, es verdad, pero deberíamos pararnos a pensar que seguramente a ellos tb les choca que otras vayan con esos super tacones o esos pantalones pitillos que les hacen unas piernas como alfileres. No sé, la conducta de cada uno es un mundo. Creo que hasta ahí, seguramente es más feliz esa chica con sobrepeso y camiseta ajustada marcando michelin, que p.ej. la delgada que se prueba una camiseta ajustada y se le marca un poquito la inesistente tripita.
Ésto seguirá así hasta que nos quitemos los complejos de encima y seamos libres sin pensar el que dirán.
Por otro lado, y lo siento si ésto levanta resquemor, creo que hay muchas veces en que da igual estar gordita o delgadita, pq hay algunas/os que no están muy acertados a la hora de vestir. Creo que la gordura o no gordura no está reñida con la elegancia ( y no hablo de ropa cara, que no hace falta).
En fin, como siempre, mi humilde opinión.
Bs. BB

Lamamma dijo...

ay, callad, callad, no me recordéis los días del cole, que como te sobraran dos kilos te plantaban la etiqueta de gordita y no te la quitabas ni quedándote en los huesos...

M Luz dijo...

jajaja los dçias de cole...una vez, en clase mientras hacíamos la oración de la mañnaa (sí hija, fui a un colegio de monjas) la "chula" de la clase empezó a meterse conmigo por lo bajini y como no, acabando diciendome la palabra maravillosa "GORDA" y yo, toda tranquila y también por lo bajini para que no nos riñera la monja le contesté:
Vale, yo estoy gorda y puedo adelgazar, pero tú fea lo serás toda tu vida
Te lo jurico por el niño Jesús (hablando de monjas jajaja) que recuerdo como si fuera ayer la cara que se le quedó (además coño! que sí! que era más fea que el culo de un mono!)

Tita dijo...

Buenas, mido 1,70 y peso 74 lorzas. Tengo un tripón importante, que sólo me molesta cuando me siento y me clava los pantalones, así que casi siempre me desabrocho el botón.

A veces me veo los brazos algo gruesos en el espejo del ascensor, así que ahora cuando entro, le doy la espalda.

Creo que tengo celulitis por detrás, pero prefiero no mirarme. Me pongo más menos lo que me apetece, si me favorece mejor, y si alguna vez voy más amplia es porque no me aprete, pero alguna camisetilla de esas de algodón larguita, elástica y ajustada son comodísimas. Si a alguien le molesta mi lorza...lo lamento.

Me hace sentir muy mal avergonzarme de mi cuerpo. Sólo tengo este y trato de cuidarlo lo mejor posible, y eso tampoco pasa por privarme absolutamente de cualquier capricho. Hago lo que puedo, y cuando me muera sí me quedaré muy muy delgada, seguro.

Espero que te ayude mi punto de vista.

Un abrazo

laura dijo...

yo nunca he estado gorda,d pequeña siempre era la más alta d la clase,con 11 años ya medía lo q ahora (1,69),y el hecho d destacar en ese aspecto m hacía pensar q al ser tan grande si estaba gorda,y eso q no lo estaba en absoluto, mi caso es curioso pues con 17 o 18 años empecé a engordar un poquito, digamos q estaba más"recia" ,gorda tampoco,pero con 24 o 25 tuve un cambio d constitución brutal q no entiendo(no m puse a regimen ni nada) y siempre he estado delgada,ahora mismo estoy en 58 kg, si es cierto q si un fin d semana "m paso"puedo engordar con facilidad un par d kg pero m los quito enseguida.El q estés delgada tampoco significa q siempre t veas bien,la fuerza d la gravedad empieza a tener sus efectos en mi y la "fofez" no perdona,aunque d momento m veo bien.Mi madre tiene amigas q están tan delgadas q parecen momias,d lejos dan el pego pero cuando t acercas...Siempre recuerdo una frase gloriosa q pronunció la actriz kathleen turner y q mi madre ha hecho suya "a cierta edad debes elegir entre la cara o el culo, y yo elegí la cara" y es cierto, a cierta edad el estar muy delgada no favorece , a no ser q puedas permitirte pasar continuamente por quirófano a sacarte la "chicha"sobrante jeje,¿o es q alguien se traga q la preysler está así por el gimnasio y por genética?.Por otro lado, a mi tb m admiran las personas q visten como les da la gana,sin complejos y con un par,yo con 37 años ya no m atrevo a ponerme minifaldas,ya no m siento cómoda con ellas y m parece q voy haciendo el ridículo, !por eso lo admiro!!,pero q lo admire no significa q no piense q hay tías( y tios) q son unos horteras integrales,y eso no tiene nada q ver con estar gordo o no, hay tías entraditas en carnes q tienen un estilazo d aupa q saben sacarse partido y delgaduchas q da grima verlas,simplemente es q hay personas q pienso¿no se ven en el espejo antes d salir d casa?¿no tienen ninguna alma caritativa en casa q les diga la verdad?..aunque muy en el fondo los envidio,probablemente están más contentos consigo mismos d lo q lo estoy yo,es lo q tiene estar d vuelta d todo.Bsitos a todas.

Seguidores