Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 9 de julio de 2013

Esos momentos de cambio

Sí, lo sé, a mucha gente le gusta la tranquilidad, tener su vida bien organizada y estable... y a mí también, no digo que no, así, en general... pero unas turbulencias de vez en cuando, lo reconozco, me dan vidilla.



Que no está el horno para bollos, cierto, que hoy en día un trabajo estable es un tesoro, también. Pero y lo que me gustan a mí estos primeros momentos de cambio, en el que exploras varias posibilidades y todo sigue abierto... luego se va complicando la cosa, claro. Proyectos que se quedan por el camino, pequeños fracasos... pero no pienso adelantar acontecimientos. Me dedicaré a disfrutar de ese dulce momento en que se te abre todo un mundo ante tí y todo parece posible. Ya me conocéis, yo no se quedarme quieta... pero os iréis enterando de mis proyectos poco a poco, por ahora es algo prematuro.

Entre tanto, me dedico a cuidarme lo mejor posible (he descubierto los cosméticos de Mary Kay, qué lujazo), a hacer algo de deporte, a cultivar mis aficiones... y sí, desde luego a buscar trabajo como una loca (¿alguien necesita una buena export manager?), no me puedo permitir yo mucho tiempo de paro, pero tiempo habrá de agobiarse por eso más adelante. Por ahora estoy yo muy zen reequilibrando mi nueva vida.

No puedo evitarlo, me gustan los cambios, los retos y que me pongan las cosas difíciles. Me crezco y me siento mejor que nunca. Me cuido más, me visto mejor, me maquillo con más cuidado, me subo a los tacones más altos... ¿seré rara? ¿o simplemente positiva?  yo que pienso que todo cambio es una oportunidad de oro y que sólo hay que estar atento para saber aprovecharla... ¿qué opinais?


7 comentarios:

Corriendo sin zapatillas dijo...

Me encanta tu actitud, siempre con gafas de ver bonito. Disfrutemos de esta nueva etapa que nos ha brindado la vida y exprimámosla la máximo

Elena-Z dijo...

A mi los cambios me dan vértigo. Siempre cuento que el día antes de mi boda, por la tarde, le pregunté a Nestor que si estaba seguro y que si no nos estaríamos equivocando. Y no es que tuviera motivos para pensar eso... es que los cambios no van conmigo.
Asi que envidio ese punto o mejor... puntazo de positivismo que veo que tu actitud... A ver si la próxima vez que nos vemos nos sentamos juntas y me contagio un poco...

Lamamma dijo...

cuando quieras... mañana estaré cerca, te pego un toque por si nos cuadra

Lamamma dijo...

cuando quieras... mañana estaré cerca, te pego un toque por si nos cuadra

Maite Ortega dijo...

yo también soy de las que piensas que lo mejor está por llegar.
Y también que no es tan importante el destino, como el viaje, y ¡disfrutarlo!.
¿eres rara? sí ;)
y menos mal!
Un abrazo enoorme

M Luz dijo...

Yo los cambios no los intento buscar pero si llegan...será por algo y habrá que afrontarlos de alguna manera, con ánimos y perspectivas de mejoras . no podemos anclar nuestra vida en un Roll eterno tampoco!!!

angeles dijo...

Yo soy de vida tranquila y organizada al máximo, pero si se presentan cambios, hay que afrontarlos y ver siempre el punto positivo. De esto a tí no te hace falta, eres optimista a tope jajaja.

Seguidores