Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Una experiencia nueva

Que es otra de las cosas buenas que tiene esto del paso del tiempo, que te da experiencias... la mía de hoy ha sido ¡impartir un seminario! Había tenido ocasión de dar alguna charla a estudiantes, pero así todo como muy ligerito, pero hace como un año, los de la asociación a la que pertenecía cuando era estudiante decidieron fomentar la relación con los antiguos miembros y utilizar nuestra sabiduría y experiencia (ejem) para lo que se preste y nos dejemos.

Como mi paso por la asociación fue más que interesante, digamos que me siento en deuda permanente con ella así que basta que me la nombren para que le de la vuelta a mi agenda si hace falta y me ponga a su disposición para lo que buenamente pueda. En ese momento me pidieron que hablara a los nuevos miembros de mi experiencia en la asociación (junto con otros antiguos miembros, lo que de paso nos dio la oportunidad de reencontrar viejos amigos) pero últimamente andan preparando un congreso nacional en el que van a impartir distintos seminarios para los asistentes y por supuesto cuentan con nosotros para ello.

A mí la idea me gustó, la verdad, pero siendo franca, yo no me dedico a esto de la formación, me estaban pidiendo una sesión de hora y media, para la tira de personas, con gran contenido práctico... vamos, que me entró cierta mieditis... pero me apetecía, sí... así que decidimos hacer una primera sesión, con unos cuantos asistentes de aquí, que nos sirviera de prueba para terminar de perfilar la sesión definitiva.

Así que ahí me tenéis a mí esta misma tarde, en una clase de la universidad sintiendo toda una variedad de sensaciones:

Situación 1:

esta no era nueva, me pasa siempre que por algo tengo que volver por allí pero esa sensación de volver a un lugar donde has pasado tantísimas horas... recorrer de nuevo los pasillos de la facultad, constatar que tampoco ha cambiado tanto... y sobre todo, sentir que sigue siendo tuya, que todavía te encuentras en tu sitio allí. Agradable

Situación 2:

(previo al seminario)

chaval encantador y monísimo: ¿ah, y tú cuándo entraste en la asociación?
Yo: uy, pues espera a ver... sí, sería en el 92 claro...
chaval (etc): ¡hala! ¡si yo tenía 1 año!



Y a pesar de ello el chico seguía resultando majo, oye...

demoledor

Situación 3:

entramos en la clase que habían reservado para el seminario, coloco mis cosas en... ¡la mesa del profe! y me planto ahí frente a esos chicos que aún no sabían leer cuando yo me sentaba a ese lado... curioso

Sensaciones aparte, creo que el seminario ha ido bastante bien. Hombre, se me nota que me faltan tablas como docente, me acelero hablando y esas cosas, pero bueno, le da un toque más natural, menos serio... me ha gustado, la verdad. Y yo diría que a ellos también... a ver si me voy a aficionar yo a esto de la enseñanza...

8 comentarios:

BB dijo...

Hola:
Pues yo te animo a esto de la formación que es agradable, peeeeeeeero, siempre y cuando el público asistente tenga interés. Por mi trabajo doy charlas un día sí y otro tb. Al principio ponía todo mi empeño y me ponía muy triste cuando la gente pasaba del tema (pq hay algunos que....ya les tocará). Pero después de 10 años haciendo lo mismo, llega un momento en que claro que me lo tomo con el mismo interés, pero ya me da igual que hablen o que se rían...(y te hablo siempre de gente mayor de 18 años, en todos los casos), es decir, los peores para mi gusto en esto de la enseñanza. Somos los más exigentes y los menos pacientes.
Pero ánimno, que a mi personalmente, me gusta ésto de enseñar a quien de veradd le interesa.
Bs. BB

Ellyllon dijo...

Paciencia en la docencia.

Si no la tuvieras sería imposible.

Suerte con tus seminarios!

¿de qué son?

Un besico
Ellly

Lamamma dijo...

ah, creía que lo había puesto... de gestión del tiempo, pero es algo puntual, ¿eh?

Uma dijo...

que fuerte me resulta lo de que los universitarios de ahora tuvieran 4 años cuando yo entré! como se pasa el tiempo!! y quepoca cuenta nos damos...
La docencia es algo que me gusta mucho de pensamiento y palabra...pero a la hora de la verdad me hago caquita y me escaqueo siempre!!
En fin! me alegroque te gustara la experiencia...repite y cuentanos cuando haya tantisima gente!!

misteriosa dijo...

Una experiencia interesante, aunque al principio es para estar nerviosa. Yo aún recuerdo las poquitas veces que he tenido que hablar en público: en una clase que di a compañeros de toda España, nos conocíamos sólo por teléfono y fue interesante, aunque a mí estas cosas me quitan el sueño. Creo que si dominas el tema del que tienes que tratar, todo es más fácil. Aunque al final, creo que no hay nadie a quien no le guste.

ODRY dijo...

Todo lo que sea aprender es bueno, tú puedes.

Un besazo

Elena-Z dijo...

Por partes:

Estoy segura que esto de la docencia te va a encantar. Yo en su momento hice el intento de "meter cabeza" pero las cosas se torcieron y la vida me llevó por otros derroteros, pero lo poco que pude disfrutarla, fue muy agradable.

Por otro lado... en situaciones así es en las que me doy más cuenta todavía de lo vieja que soy.

Con la chica que entró en la gestoria con mi baja maternal, que finalmente se quedó 4 años más con nosotros... yo no me veía tan descaradamente vieja a su lado... luego pienso... tengo como 18 años más que ella... y claro, te ponías a hablar... ella no vivió el mundial 82, era un bebé cuando las olimpiadas de Barcelona, algo que a mí me parece que fue antesdeayer... ya no digo cuando hablabas de tebeos... no conocía al botones sacarino, y de verano azul había visto la décima reposición...

Ahi me doy cuenta de lo vieja que soy.

Pero bueno, lo importante es hacerse vieja y acumular experiencias. Y disfrutarlas.

Asi que ya sabes... a acumular experiencias. Nunca sabes dónde puede surgir la sorpresa.

Ellyllon dijo...

¡¡Quiero un curso intensivoooooooooo!!

jajajajaajajajaja

Besicos
Elly

Seguidores