Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

domingo, 28 de diciembre de 2008

Un bacalao para chuparse los dedos

La de hoy ha sido casualidad de casualidades. Andaba yo mirando la revista del Círculo de Lectores intentado decidir qué pedirme esta vez y me tropiezo con un libro de cocina: ¡bacalao! de Giovanni de Biasio. No es que pensara comprarlo, pero como venían un par de imágenes del libro abierto me he puesto a curiosear las recetas que traían (pensaba preparar bacalao para hoy) y mira sí, me ha gustado la receta de "Bacalao a la Lisboa antigua" que, entre otras me ha llamado la atención por su sugerente nombre (el "Bacalao de la Bruja" también sonaba bien, pero parecía más apetitoso el primero) Así que lo he probado y hmmmm, qué bueno estaba... también es cierto que, como no podía ser menos, he introducido una pequeña variante en la receta original... os la cuento también.

Ingredientes: (yo no le he hecho ni caso a este apartado y lo he puesto todo a ojo pero ahí queda)

2 filetes de bacalao
4 tomates maduros
2 cebollas
4 patatas
1 cucharada de mantequilla (yo he usado solo aceite de oliva)
1 cucharadita de pimentón dulce (quien dice una...)
2 hojas de laurel
2 dientes de ajo
1 ramita de perejil
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

Y según voy repasando los ingredientes veo que les he hecho menos caso que nada a las cantidades... en fín, vosotr@s mism@s oye...

Preparación:

Cortar las cebollas, los tomates, las patatas y el ajo en rodajas. Colocar en una cacerola de fondo grueso los ingredientes en forma de estratos comenzando por los tomates, siguiendo por las patatas, la cebolla, el ajo y el bacalao, salpimentando un poco cada estrato (a mí la pimienta me sobra en casi todas las recetas pero eso ya al gusto) Según la receta había que terminar con una capa de patatas pero yo he terminado con el bacalao. Atar el perejil y el laurel y colocarlos en la cazuela (yo he usado perejil picado y unas hojas de laurel, bastantes más que en la receta original, así que no he atado nada) Espolvorear con el pimentón, rociar con el aceite y esparcir copos de mantequilla (este paso me lo he saltado) Tapar y dejar cocer a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas. Servir enseguida. 

Y os cuento mi innovación del día. Como había preparado hacía un momento la papilla de Guille con un trozo de bacalao, patatas, judías verdes y un poco de puerro y me había quedado mucho caldo, he visto la cacerola muy sequita la pobre solo con el aceite y le he echado una buena chorradita del caldo de verduras sobrante. 

Ha salido estupendo. Tan rico que me he resistido a tirar el caldito que ha sobrado en la cazuela (me gusta untar pero ya le había pegado un buen repaso y una tiene que cuidar mínimamente la línea, y más en estas fechas) Todavía no sé para qué la usaré pero alguna utilidad le daremos. De verdad, con el tomatito, que se deshace casi totalmente al cocer, el pimentón, la cebolla, y saborcito de bacalao... hmmm, qué cosa más rica... ¿alguna idea de utilización? se agraderá cualquier sugerencia. 

4 comentarios:

El Charolito dijo...

Suena para chuparse los dedos. Pero yo el bacalao, me gusta comerlo en Portugal. Y en tu casa, cuando invites.

julia dijo...

Ñam ñam...es que no puedo...ñam ñam..estoy salivando ñam ñam

Miss Sybarite dijo...

El bacalao es muy típico en mi tierra, León, sobre todo al ajo arriero, la forma de la que menos me gusta.

Personalmente me quedo con las recetas portuguesas: el bacalhau com natas, el bacalhau a Braz (que no es a la brasa, aunque suene así, sino que toma como nombre el apellido de su inventor) son mis favoritas. Y comerlo allí es inmejorable, claro.

Lamamma dijo...

Hombre! Charolito... cuánto tiempo... está claro, a tí se te conquista por el estómago... vale, vale, tomo nota... invitado a mi/tu casa estás cuando quieras, ya lo sabes.

Julia: saliva, saliva... y entre saliva y saliva prueba a hacerlo, sale riquísimo.

Miss Sybarite: no, si lo gordo del asunto es que a mí el bacalao ni fu ni fa, pero mira, de vez en cuando me da por comprar, y algo hay que hacer con él, claro...

Seguidores