Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

jueves, 8 de julio de 2010

Del sano incentivo al vil soborno

Como os comenté, estoy llevando a mis cachorrillos a un curso de natación. Guille ha avanzado horrores desde el primer día, en que se pegó media clase llorando (aunque al final hasta le dio un beso al profe, que no es moco de pavo, porque este niño, besos los justos)Sofía, bueno... todo lo que sea nadar, con churro o con manos de monitor va bien, eso sí, meter la cabeza entera en el agua (un poco para nadar sí la mete ya) y/o tirarse desde el borde de la piscina (de pie, de tripada o de cabeza, lo mismo da) no hay manera, oiga... Y mira que estos monitores son una maravilla, tienen una mano con los crios impresionante, sobre todo el de Guille (o será porque lleva a los pequeños y les hace más tontaditas), una saaaaaaaantaaaaaaaa paciencia, que vamos, a mí desde las gradas me entran ganas de tirarme al agua y capuzar a mi hija de cabeza al agua y menos tonterías y ellos tan cariñosos, tan pacientes con ella... y además es lo que funciona con ella, que le den tiempo para coger confianza, así que estoy encantada (por si a alguien le interesa: es la piscina Ángel Santamaría, del Liceo Europa, de Zaragoza).



Peeeeeeerooooo, la santa paciencia para el santo Job, no para mí. Así que yo voy intentando acelerar el proceso. Empecé, como buena madre de manual, llevándomelos a la piscina el domingo para reforzar (con maridín, que si no lo nombro se me queja de que sólo hablo de mí y que parece que él no hace nada) Estuvimos jugando en el agua, en la piscina grande, agarrados a nosotros y en las escaleras de entrada. Todo genial. Llegó el momento de probar a meter la cabeza en el agua. Guille se apunta más o menos enseguida. A la primera sale todavía con cara de susto pero luego le coge el gusto y a meterse todas las veces que haga falta. Este niño siempre ha sido más lanzado que su hermana, no es nuevo. Mientras tanto Sofía... bueno, consigo que meta la cabeza varias veces y tampoco lo pasa mal, pero por voluntad propia no hay manera. Yo con mi escasa paciencia aviso: "cierra la boca" "que no, que no, que luego, que ahora no..." "cieeeeeerraaaaaa la boooocaaa, que voooooy" y hala, al agua. Eso sí, agarradica como una lapa a mí y metiéndonos las dos juntas. "¿A que no pasa nada?" "no" "¿probamos otra vez?" "no"

Total, que volvemos el lunes al curso y siguiendo con mi política de animar a la chica, Sofía me dice que sí, que va a meter la cabeza en el agua. Ni flores... justico bajarla mientras nada mojándose el morro. El martes, por fin incentivada, me anuncia que al día siguiente se va a tirar de cabeza, que ya sabe. Llega "el día siguiente" (o sea, ayer) y se lo recuerdo, pasando ya de los leves incentivos al vil soborno. "Si hoy te tiras metiendo la cabeza en el agua el sábado vamos a la playa" "sí, sí, vale, vale" Ni flores... santa paciencia de sus monitores... en fin, poco a poco, cada uno tiene sus ritmos y no hay que forzarlos... ejem... le queda hoy y mañana para tirarse en condiciones y si no ¡no hay playa el sábado! ¿eso qué es? ¿incentivo? ¿amenaza? ¿soborno? a veces los límites son difusos...

Total, que ahora me dice que no quiere ir a la playa, que quiere ir a la piscina... pues hala, ni incentivo, ni amenaza ni soborno... esta niña siempre se las arregla para darle la vuelta a cualquier tortilla.

14 comentarios:

Tita dijo...

Pues nada, si ella misma se ha quitado el incentivo y todo...lo pasará mal la chica si hasta renuncia a la playa....

Mi nena también pasó por la época de no querer oler el agua y menos meter la cabeza...y ahora no la saca. La he apuntado a natación sólo para que aprenda a nadar, que bucear sabe divinamente.

No te agobies, que tampoco vivís en un barco jajajaja

Besos

Elena-Z dijo...

Ya sabes que yo me solidarizo con tu hija. Yo no aprendí a nadar porque me dijeron que me iban a tirar a una piscina donde cubre para que saliera por mí misma. Tampoco fui capaz de aprender con mi padre porque en cuanto metía la cabeza debajo del agua eso de no ver nada, y notar el burbujeo en los oidos y el agua en la nariz... buf, me ahogo sólo de recordar... Asi que chica, que yo me solidarizo con tu hija.
Seguro que de momento no aspiras a que sea una figura ni de la sincronizada ni de la natación olímpica ¿no? que aprenda a flotar, a nadar un poco, que no tenga miedo, que haga ejercicio... pues ya está.

MI hija es todo lo contrario... podiamos hacer un cóctel de las dos y sacar la media.

En cuanto a lo otro... una de dos, o a tu hija no le va la playa (en eso nuevamente me solidarizo con ella) o es que la moza tiene su dignidad y no se vende tan fácilmente.

Elena-Z dijo...

QUe me olvido... me uno a la recomendación del centro de natación. Nos lo recomendó nuestra amiga MariAngeles y doy fe que ha sido de las mejores recomendaciones que he recibido. NO le pongo ni un pero al centro, ni a los monitores.

misteriosa dijo...

Dejale a su ritmo chica. Cada niño tiene su ritmo. yo empecé a llevar a las mías, la grande algo antes de cumplir 3 años y la peque justo a punto de hacer 2. La peque se lo tomó feliz, todo le va bien a esta niña, le decías "hoy toca piscina" y ya daba saltos. Pero la grande fue más difícil. Me acuerdo que el primer trimestre no quería, lloraba, y menos mal que su monitora era muy cariñosa. Yo la empecé a sobornar con bocadillos de nocilla. Como seguía yendo mal, pensé que si al último día de plazo de pagar el siguiente trimestre las cosas no iban bien, la borraría y esperaría otro año, tampoco pasa nada. Aunque por suerte se arregló y fue más contenta. Ahora es una pasada, las 2 se han soltado de lo lindo en la piscina grande, y te da mucha tranquilidad saber que pueden defenderse.

Saludos!

BB dijo...

Yo estoy con misteriosa, que debe ir a su ritmo. No todos avanzan igual en el agua. Yo llevé a Guille con dos años a un curso de iniciación. Todo un mes de mayo, todos los días, todos, 20 minutos en agua. Un monitor para tres niños y los correspondientes padres (solo uno de los dos). Con su padre no había tu tía, no quería hacer nada, pero conmigo, genial. Flotar, hacer tibus (como dicen ellos, que es pasar al niño de padre a monitor por debajo del agua), y lo más importante, quitar miedo y que ante una emergencia sepan flotar. Ya el año pasado, de vacaciones, se tiraba en la piscina sin manguitos, y da gusto verle subir a la superficie como un pececito y quedarse panza arriba. Veremos este año que tal le va, pero estoy segura que de primeras, hasta que haya controlado el entorno me va a decir que ni de coña.....jaja. Por eso, soy de las que dice, que hay que ir con calma y paciencia, que al final nos ganan fijo.
Mucho ánimo. Bs. BB.

Turuleta dijo...

Pues qué suerte tiene tu hija con unos monitores tan pacientes. Me acuerdo perfectamente (y tenía 4 años!!) como iba a las clases de natacion llorando, como me las pasaba llorando, porque un cabrón de monitor cogía lo de limpiar la superficie de las piscinas, la red esa, pues bien, quitaa la red te decía "agarrate a aqui!" tú te agarrabas y nos metía la cabeza a capón debajo del agua. Reduerdo gritar debajo del agua!!
Tanto que me lo hacía encima!! y me acuerdo tanto porque un día no vino ése monitor...y todos los niños lo celebramos!!
Anda que eso iba a pasar ahora!!uff los padres lo descuartizan..

laura dijo...

si ,yo creo q no se les debe forzar a hacer algo q evidentemente d momento no les apetece hacer,incentivarlos si ,pero "amenazarlos"con no ir a la playa (ya ves q amenaza t lo pongo en comillas pq ya supongo q la amenaza no es tan seria jeje)pues yo no lo haría pq igual tiene el efecto contrario y menos en el agua pq pueden coger miedo.Cada uno utiliza sus tácticas,pero el padre d mi hija d joven fue monitor d natación muchos años y opina así.El año pasado iba más segura, este año vuelve con los manguitos,tiene 4 años ,no m preocupa en absoluto,tampoco es q su madre sea la sirenita con 37 q tengo.Mi hija desde los 6 meses a los 3 años iba con su padre a natación, bueno "adaptación al agua"sería más correcto q natación, y a partir del año pasado ya tenía q ir sola y monto un pollo impresionante pq le daba miedo ir sin su padre, pues la borramos y tan panchos.Lo q es por obligación lo es y punto,pero hacerle pasar un mal rato por hacer algo q le da miedo y no es obligatorio pues no.Creo q ahora en muchas cosas queremos q aprendan muy rápido, es como en el pueblo d mi suegra q casi todos los crios d 4 años ya van con sólo 2 ruedas en la bici a base d pegarse leches una y otra vez y les extraña q mi hija vaya con 4."¿pero este verano ya le quitais las ruedecitas nooo?"..."pues si o no, depende d ella,yo hasta los 6 fui con 4 ruedas y no tengo trauma alguno,es tb obligatorio ir ya con 2 ruedas con 4 años?".No se, ni vivimos en un barco como han comentado antes,ni en Amsterdam como para q sea vital aprender rápido a ir en bici.A su ritmo.Besitos a todas.

angeles dijo...

Mamma te voy a dar un capón ehh?? que es eso de "sobornar" a Sofía con la playa y forzarla a meter la cabeza!!!! como se entere el monitor te la mete a tí en el agua jajajaja, no fuera bromas yo creo que tienes que dejar que sea ella la que de el paso y vea que no pasa nada, que coja confianza y poco a poco se soltará, es su primer cursillo y tampoco hay que pedir peras al olmo, que otros niños son mas rápidos y que?? Sofía será para otras cosas!!! tampoco se puede comparar entre hermanos porque los niños son mucho mas ágiles para el agua que las niñas. De verdad sabeis que os recomendé esta piscina por lo buenos y pacientes que eran los monitores, a diferencia de otras y seguirá su curso y si la fuerzas puede que consigas justo lo contrario y le coja miedo y entonces sí que muy mal.
La publicidad para la piscina un 10 de verdad!!! mi hija Nora ya lleva 3 cursillos y este sitio el mejor de todos con diferencia.
Besos y el sábado a la playa como debe ser!!!

BB dijo...

Jo Laura, tengo el mismo problema que tú, ya que Guille va con sus patines en la bici y parece que es un niño tonto.....'PERO BUENO, SI HASTA AYER ÉL PREFERÍA, Y PREFIERE, SU MOTO PARA IR A TODA PASTILLA.......', demasiado que ha querido coger la bici teniendo la moto al lado. Y cuando oigo eso, pienso...'mi hijo con 2 años no llevaba pañal y el tuyo con 4 duerme con él...', pero me callo y paso. Total, como tú dices todos hemos tenido patines en la bici y no por eso somos más o menos listos. Que necesidad de ser los primeros en todo......
Bs. BB

Elena-Z dijo...

Cuánta razón teneis... lo de la bici también me lo dicen a mí. Y yo pienso: le compramos la bici el año pasado... y el año pasado me tuve que oir que quizá la habia comprado demasiado grande. Y este año, sólo un año después, resulta que porqué lleva ruedines... ¿en qué mes de este invierno hemos dado un salto temporal para qu ela bici pase de ser demasiado grande a sobrarle los ruedines? MI hija sólo es un año mayor que el año pasado...

No sé... parece como si hubiera una especie de competición entre los padres, competición encubierta, en el sentido de... yo al mío le quité los pañales a los 3 años.. ah, pues yo al mío a los 2 y medio... mi hija sabe ir en bici de dos ruedas desde los 3 años... ah, pues mi niño directamente aprendió a hacer equilibrios sobre una rueda... mi hija va a clase de inglés... ah, pues la mía habla perfectamente inglés, francés, alemán y chino. Quéeeeee agobio por favorrrrrr...

Volviendo al tema natación... tampoco veo necesario, por muy niños de 4 años que sean... que dos de los amiguitos de Sara van a profes particulares... un profe para el niño en exclusiva... no sé, me parece pelin excesivo... para que luego hables con la madre y resulta que están haciendo lo mismo que la mía...

BB dijo...

Hoooooooooola, estoy super- contenta y os lo queiro contar. me hice hoy un test de embarazo, 7y parece que salieron las dos rayitas, asíiiiiiiiii, que igual estoy embarazada. Lo digo así, pq ya sabéis, hay que esperar un poquito hasta ver que el enano late y todo eso.Pero quería compartirlo con vosotras. Estoy feliz.
Bs. BB

Lamamma dijo...

Enhorabuena BB!!!!!!!!!!!!! bueno, vale, seremos prudentes por ahora, pero tú nos vas contando, eh?

Lamamma dijo...

Bueno, antes de pasar a nueva entrada, os actualizo que mi incentivo/soborno funcionó. Bueno, seguramente no fue así y simplemente Sofía siguió su ritmo, pero a veces a esta niña hay que empujarla un poquito.

El viernes ya metía la cabeza sin que se lo dijeran, simplemente por el placer de hacerlo y mirar al fondo. Sigue saltando con cierto reparo y dejando la cabeza fuera, pero salta, y cuando nada mete boca y nariz en el agua así que de momento va bene. Al final sí fuimos a la playa, aunque más por Guille que por ella, que seguía diciendo que prefería la piscina, pero el peque andaba tan loco con ir al mar y llevarse el cocodrilo (pendiente de contaros la historia) que después de lo bien que lo está haciendo él en el cursillo de natación no podía dejarle sin playa así que acordamos que el sábado a la playa y el domingo a la piscina. Descubrimos una chachi en Albarracín por cierto (no quisimos acercarnos a Teruel en plenas fiestas del Ángel)

Hasta los cojones. dijo...

Buenas tardes.
Llego a ti desde el concurso este del los 20 blog y de lo que he ido leyendo me ha hecho mucha gracia esta entrada. Yo tengo 2 princesitas (2 y 4 añitos) y a principio de verano siempre pasa lo mismo, miedos, lloros… pero a medida que pasan los días, se van soltando y ya, a mitad de verano, no se lanzan de un trampolín de 12 metros por que no lo hay, que si no… Ja, ja, ja…
Salu2 desde el infierno de la desinformación ;)

Seguidores