Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

martes, 26 de enero de 2010

¡Cómo vienen estas niñas!

Al menos yo con mi hija no salgo de mi asombro. Después de la perla de la otra noche de que no quería cenar más para no engordar (porque las princesas son delgadas), ayer me suelta de repente que yo tengo mucha suerte y ella nada. Todo esto porque acabábamos de hablar con su padre por el móvil porque estaba de viaje y ella estaba tonteando con el aparatito y me explicó que es que mi móvil hace muchas cosas y el suyo ninguna y que tiene muchas ganas de tener móvil. ¿Eso no empezaban a pedirlo algo más adelante? Lo gracioso fue que luego me dijo que quería llamar ella sola y le dije que vale, ahí lo tienes, llama a quien quieras... quería llamar a su amiga María pero no sabía el número, a su profe, pero tampoco... a su tío Jorge, pero tampoco lo sabía... de hecho ni siquiera sabe desbloquear mi móvil. Quedamos de acuerdo en que es todavía pequeña para tener móvil... peeeeeroooo, ella llevaba en mente llamar ella solita a alguien y cabezudica que es (a quién se parecerá...) al final llamó a su tío Jorge con el inalámbrico, que quedamos en que era parecido a un móvil. Yo le decía los números y ella los buscaba y los marcaba solita y tan feliz (y su tío más)

A todo esto, no os perdáis el móvil de mi hija:



Vale, es de pega, ¿pero a qué mola? me lo regalaron (junto con otro para Guille) cuando me cambié yo el mío, son las maquetas que ponen ellos en los escaparate y os aseguro que da el pego totalmente, hasta se pueden pulsar las teclas, aunque claro, hacer no hace nada...

Y digo yo, ¿no quieren correr demasiado estos críos? porque vamos a ver, que me pida un móvil hasta lo entiendo, los niños nos imitan y si ella me ve trabajar con el móvil y el portátil, pues lógico que ella quiera hacer lo mismo. Trabaja con su portátil de la Barbie y de vez en cuando nos pide silencio porque tiene que hacer una llamada importante... vale, lógico. Pero ¿que aun no tenga cinco años y ya se preocupe por estar delgada? y yo os aseguro que no estoy ni medio obsesionada con el peso... vamos, que una cosa es que por aquí lo comente de vez en cuando y otra muy distinta que esté todo el día hablando de eso, o preocupándome por comer o no comer de esto o de aquello para no engordar. Que yo ya sabéis que si me tengo que saltar la dieta me la salto muy alegremente. Y de hecho cuando mejor la llevo es cuando como sola, que en familia siempre acabo comiendo de más.

Y no es que sea bueno tampoco alargar indefinidamente la infancia, que luego se crían generaciones ni-ni, pero no sé, en el equilibrio está la virtud, ¿no? Cierto es que antes los niños tenían que madurar antes, a la fuerza. En la generación de nuestros padres una gran mayoría empezaron a trabajar bien jovencitos, y si nos remontamos a generaciones anteriores, más aún. Por no hablar de la terrible situación de los niños en demasiados países de este mundo de locos. Y no, eso tampoco es bueno, que la infancia es un período muy bonito que hay que aprovechar bien pero precisamente, una niña de cuatro años y medio debería preocuparse únicamente de jugar con sus muñecas, princesas o no, no de querer estar tan delgada como ellas... También es cierto que nunca es demasiado pronto para empezar la educación nutricional de nuestros cachorrillos así que su comentario me ha dado pie para ir explicándole de forma básica los rudimentos de la buena alimentación. Vamos, es que esta misma mañana le estaba poniendo un batido para el almuerzo del cole y también me ha preguntado si eso engordaba... no esperaba yo que el momento crítico con la comida llegara tan pronto... también es cierto que ayer se estaba poniendo morada de Lacasitos y cuando le indiqué que eso sí que engorda, por cierto, me puso cara de ¿a mí me estás hablando? y siguió comiéndoselos tan pancha... sí, definitivamente ha llegado el momento de comenzar con su educación nutricional...

12 comentarios:

Ellyllon dijo...

Me dejas ojiplática...

¡Tan pequeñita y ya diciendo que no quiere engordar?!

Pues si que empieza pronto...

En fin, suerte con la educación nutricional. Ah! y ven haciendo post de cómo encaras el tema, que ya me tocará a mí, y por lo visto, más bien pronto que tarde...

Un besico
Elly

Lamamma dijo...

prometido!, aunque yo sólo puedo contaros cómo voy abordándolo, sobre los resultados aún tardaré muchos años en poder opinar. Pero se me ha ocurrido una idea que espero poder llevar a cabo con Sofía... ya os contaré.

Lamamma dijo...

por cierto, que tú ya estás a punto de caramelo, ¿no? pues por si me pasa o no llego a tiempo en otro momento... ¿cómo era? ah, sí, "que tengas una horita corta" jajajaja, me encanta la expresión. Eso, ¡que vaya todo fenomenal!

BB dijo...

Yo solo puedo decir una cosa, y es que....¿podremos con lo que nos viene encima con estos niños???? Siento que mi infancia era fue de verdad tal cual, y nuestros peques crecen demasiado pronto y me da pena....
Espero poderlo hacerlo bien. que miedo.
Bs, y ánimo con esa pequeña que te está saliendo señotita señorita, jaja. BB

Eva dijo...

Si, la verdad es que son terribles! eso o que nosotras somos muy " lentas" te lo digo yo que quise comprarle un móvil a mi hijo de esos de dos teclas ( dibujo de mamá, dibujo de papá) que me pareció un super invento para niños pequeños en caso de peligro je,je,je. y resultó que todos los niños de su clase ya sabían enviar SMS. Será que los rusos son muy listos? será que yo tardo en procesar?.

Yo también me apunto a tu curso de orientación nutricional!

Un beso.

superwoman dijo...

Ayyyy estas crias!!!! Inés va a hacer 7 años y este otoño pasó una época en la que comía muy poco, un día le dije "mírate se te cuentan las costillas de lo delgada que estas". se puso a ver la tele y vio a una de las modelos esas de Victoria Secret y dijo "mamá mira a esa chica tan guapa se le cuentan las costillas, yo voy a ser como ell" ¡me quede! ¡Ufff! es que me pongo enferma con eso de los trastornos alimenticios ¿Dónde estará el termino medio?

En cuanto al teléfono, a mi hija no le gusta nada hablar por él o debería decir no le gustaba porque le dio su padre una agenda donde apuntó los números de la familia y en cuanto me descuido coge el teléfono y ¡hala! ¡a marcar sin tino! ¡Uffff!

laura dijo...

mi hija en cuanto a tecnologia si m tiene bastante alucinada, tiene 4 años y juega a la wii con su padre mejor q yo y el ordenador d la kitty ni os cuento,d aqui 4 dias tendré q pedirle ayuda yo pq la "enfornática"(como dice ella)y yo no somos muy amigos.No es excesivamente presumida(d momento),le encanta ir con ropa deportiva(como a su padre q le compra todas las pijadas d nike),odia las faldas,y d rollo princesas sólo le gusta blancanieves,aurora y las demás le parecen demasiado megarosaprincesas,en este aspecto no es demasiado precoz,su mejor amiguita tiene la misma edad y ya está obsesionada con hanna montana (mi hija no sabe ni quien es)y m alegro, m parecen aun muy chiquitinas para q les gusten este tipo d cosas,con 7 u 8 años vale, pero tan chiquitinas y ya pensando en estar megaguays y en ser una "pop star" como su amiga pues como q no m gustaría mucho.Pero bueno, ahora digo esto e igual d aqui unos dias m sorprende con q le gusta el high school musical y m toca aguantar todos estos rollos peloteros.La hija d una amiga mia d 8 años! (o sea con edad d q le guste hanna montana)dice q esta tia es tonta y q a ella lo q le va son los vampiros d crepúsculo,yo alucino con estas criaturas!¿q prisa tienen en crecer?Lo d la educación nutricional lo dejaré para cuando m sorprenda con lo d querer estar delgada,d momento no ha hecho mención al respecto jaja besitos a todas.

Celia dijo...

A mí me da un poco de pena que dejen de ser niñas-niñas tan pronto y que ya se interesen por cosas de pre-adolescentes (al menos cuando me tocó a mí).
Mi hija tiene 3 años y medio y tiene un ordenador de esos infantiles, pero el otro día nos dijo que necesitaba uno con el que pudiera conectarse a internet como nosotros!! porque ella necesitaba consultar cosas de los dibujos!!! Nos quedamos alucinados...
Laura, a la mía le pasa igual con la Wii..alucinada estoy!!
A mí no me parece mal que sean hábiles con la tecnología. Han nacido inmersos en ella, es muy positivo.
Más miedo me dan todos estos aspectos sobre la alimentación. De momento, no tengo ese problema con la mía...que está muy orgullosa de lo que come porque así se hará muy grande. Yo intento que no me oiga hablar de que algo engorda, o de que me veo gorda...para no influenciarla siendo tan pequeña.

M Luz dijo...

Tristán lleva piediendonos un móvil ni lo sé la de tiempo. Lo siento, no se lo vamos a comprar de momento (mi hijo tiene 13 años casi 14)
Creemos que no es necesario. No sale con amigos, y si alguna vez queda con alguno, va a su casa, nos deja su teléfono y ya está.
Además no le gusta en absoluto hablar por teléfono, así que para qué quiere un móvil? pues para jugar y oir música. Así le fue, que sin enterarnos le cogió uno a su padre que ya no usaba, y se lo lelvaba al instituto para escuchar música por el camino. Un día se lo robaron a punta de navaja.
En definitiva, para jugar ya tiene su nintendo DS y para oir música su MP4. Suficiente.

Tita dijo...

Una de dos, o es una excusa ahora para no comer (mi hija ha estado utilizando el "me duele la tripa" por el "estoy llena" un montón de tiempo.

O la otra es que realmente, sin querer, oiga comentarios inocentes en nosotras como "no debería, que engorda" "uy que rico, pero engorda" o cosas así, claro que también el cole y las niñas influyen.

De momento para las princesas hay un argumento muy bueno: son de mentira, y no existen, como la gente que deja de comer...

Besitos ¡suerte!

+Venus Doom+ dijo...

creo que si te pregunta si las cosas engordan es porque habra visto que alguien lo hace y quiere sentirse mayor e importante, pero no creo que de verdad le preocupe, por lo que has dicho de los lacasitos.

por otra parte desde luego que es muy triste que cada vez se empieza mas pronto con cosas de esas, que si estar delgada, que si hacer sexo, todo se quiere hacer antes, pero eso si, las cosas provechosas ninguna, trabajar y estudiar ná de ná.

personalmente me parece muy buena idea que le vayas enseñando a alimentarse, a mi me lo han inculcado desde pequeña y el que te enseñen a comer bien es una costumbre que se te queda para siempre, igual que si te enseñan a comer mal, tendrás malos hábitos alimenticios siempre a no ser que tú los cambies. créeme, la educación alimenticia es muy importante, y si la acostumbras a comer verduras y fruta desde pequeña le crearás una conciencia de que tiene que comer así.

encantada de leer tu blog! ciao

Lamamma dijo...

Bienvenida Venus Doom. Sí, yo también pienso que es algo que ha oído y no creas, también he hecho repaso de mi misma porque a veces aunque creamos que un tema no lo nombramos apenas resulta que lo hacemos más de lo que creemos y yo ando siempre con mis dietas arriba y abajo, pero la verdad es que en casa no hablo apenas de ello. Normalmente como lo que todos, ya que de todas formas en mi casa siempre se ha comido muy sano, y ni mi marido ni yo comentamos que esto no que engorda ni nada de eso. Pero me observaré por si acaso...

En cuanto a los hábitos tienes toda la razón, estoy preparando el post sobre educación nutricional para niños y el primer punto es recordar que no importa lo que les contemos, al final con lo que se van a quedar es con lo que nos vean hacer así que supongo que la educación nutricional la tenemos que recibir más bien los padres, al menos en estos primeros momentos. Nuestros hijos tenderán de mayores a repetir los hábitos alimenticios de su infancia. Pero sobre ello ya me extenderé en el post correspondiente.

Seguidores