Bienvenidos a bordo

y gracias por acompañarme en este largo viaje sin retorno que es el de la maternidad. Me río yo de las peripecias de Ulises y de la paciencia de Penélope. Me río de los 12 trabajos de Hércules... ser madre sí es toda una aventura, a veces desesperante, casi siempre agotadora... pero siempre, siempre, siempre ¡tan gratificante! ¿queréis compartirla con mi familia?

sábado, 3 de enero de 2009

Propósitos de año nuevo... ejem...

Esta vez empezaré por un propósito básico pero fundamental:

1- ¡cumplir mis buenos propósitos de una vez por todas!

y a partir de ahí ya vamos con los clásicos: 

2. Tener más paciencia con mis bambini, que hay que ver lo pronto que salto a veces

3. Por supuesto tener más paciencia también con maridín, aunque también él gasta buen genio pero en fin... no me habría casado con él si fuera un calzonazos así que a las duras y a las maduras, ¿no?

Ays, el clásico de todos los años, el imprescindible, el sine qua non de los propósitos de año nuevo:

4. Perder por fin esos 10 kilitos que me estorban (pero hacerlo con cabeza)

Este año ya me rindo con lo de hacer ejercicio, no encuentro el hueco adecuado, quizás cuando Guille vaya todo el día a la guardería... pero por ahora me conformo con andar más y subir escaleras (cinco pisos al menos una vez al día no está mal, ¿no? más los cuarenta viajes que hago al piso de arriba en la oficina y alguna escalera más que va surgiendo aquí y allá)

Y el especial 2009, y este sí tengo que cumplirlo como sea:

5. Terminar mi curso de Dirección de Marketing y Ventas a tiempo para presentarme al examen de noviembre. 

Sí, sí, que como me aburro y no tengo nada que hacer, me lié con un curso a distancia, por eso de estar entretenida y tal...

Y vale, cinco propósitos son más que suficientes para un año tan complicado como el que se avecina. Bueno, me queda al menos otro pero ese es privadísimo. Lo siento, no puedo compartirlo...

¡Suerte con vuestros propios propósitos! siempre es bueno hacerlos, ¿no? a mí al menos me gusta esta parte de fin de año, ese lado de reflexión sobre el año que dejamos y preparación del que entra. 

4 comentarios:

Turuleta dijo...

Mejor pocos y que se acerquen a la realidad, que muchos por quedar bien... ánimo y al toro!!

Miss Sybarite dijo...

Yo nunca hago propósitos de año nuevo (ni de ningún otro hito temporal). Creo que las cosas hay que ir haciéndolas cuando surgen, cuando toca, porque la cuestión está en la voluntad y esa no depende de un cambio digital.

Pero te animo en todos ellos, yo debería sumarme a alguno de los que describes, ejem, especialmente al que tan bien has ilustrado, que me he mondado con el dibujito.

Y, por supuesto, uno mis fuerzas al privadísimo ese, por si mi energía, que sabes que es muy positiva, sirve de algo.

Besitos, besitos.

OLISSIPO dijo...

¡Hola Mamma!
Uno de mis propósitos de este año va a ser venir de visita por estos lares con asiduidad y el otro, tratar de sonreir más en 2009. ¿Te has dado cuenta de lo seria que va la gente por la calle? ¡Eso hay que cambiarlo y necesito ayuda!
Va la primera sonrisa :-)
Un saludo de buenos propósitos para ti y toda tu family y ¡gracias por prestarme tu foto medieval y visitar mi blog!
¡Hasta pronto!

Lamamma dijo...

Bienvenido a mi blog Olissipo. A ver si entre todos te ayudamos a cumplir ese excelente propósito de sonreir más. A mí eso la verdad es que me sale fácil... así que te recibo con una gran sonrisa :-)

Seguidores